miércoles, 18 de marzo de 2009

Y por fin, el campo.

Hola a tod@s, este fin de semana ha sido muy intenso para mí, empezó el viernes con mi primera visita al Parque Juan Carlos I, según parece me tengo que acostumbrar a ir a este sitio pues los "humanos" que me han tocado en suerte no saben ir a otro lado...
En la primera foto estoy al lado de la valla de "caninolandia", había muchos perros encerrados con sus amos, a mí la verdad de momento me hacen más gracia los humanos que mis congéneres de cuatro patas.


Luego estuvimos en una zona con "hierba" y "sombra", dos conceptos que creo he aprendido, allí me dedique a correr detrás de la tita Beatriz y del tito Abe, se llevaron una sorpresa porque corro que me las pelo ¡¡guauuuuu!!
Allí conocí a más "humanos" que me daban mimos y a algún amigo perro, como "Tula" una Schnauzer que no paraba quieta, ¡y me lanzaba mordiscos! claro que yo intentaba ir tras ella a ver si le "hincaba" el diente pero no hubo manera... que rápida, pero ya la pillaré entrenado... se va a enterar ¡¡guauuuuu!!
Luego vino una que decían que era mi prima ¿? yo la verdad no la conocía de nada.

Me gusto mucho la sensación de correr fuera del piso de Laura, la verdad que en el piso poco corro.
El sábado llego la traca, me subieron Gabi y Laura a la Pinilla. Rodeado de humanos a los que les parecía "mono" y yo ofreciéndoles la barriga. Ya me he dado cuenta lo agradable que es que te la "rasquen".
Fuimos con el perro de Gabi, la verdad no me hecha muchas cuentas, pero ya querrá ajuntarme. El domingo oí a Laura decir que me había portado muy bien, que obedecí todas sus ordenes y que fui la "estrella" de la Pinilla.
El domingo volví al Juan Carlos I, allí estaban los titos Abe y Beatriz, en tirantes y pantalón corto, dicen que habían estado corriendo yo no les vi. Pero desde luego conmigo corrieron poco...
Acabé reventado tanto que tuve que pedir que me llevarán en brazos, ni os cuento la siesta que me eché, ¡¡guauuuuu!! no había quien me despertara.
Os dejo que no son horas para trasnochar, y hoy he estado en el veterinario me han pinchado y no he dicho ni ¡¡guauu!!
Hasta otro rato.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No te dejes engañar.
Lo mejor el cojin de plumas que man regalao tio.
Annubis

Laura dijo...

Ya veo que te gusta el campo, ¿por eso esta mañana cuando iba a trabajar has salido corriendo al ascensor?. No te preocupes, esta misma tarde repetimos... ya no tengo miedo a las enfermedades mortales de cachorros!!!

Beatriz dijo...

Eso, eso, que salga mucho que nosotros nos lo pasamos igual de bien que él o mejor. Nos encanta que nos persiga cuando corrermos y que nos dé unos mordisquitos de esos que tanto le gustan.
Hola Annubis, bienvenido al blog.
Besitos.

mariana dijo...

QUE BUENO, EL SENTIMIENTO PERRUNO!
Avisale a Abe que voy bien con el planing que me ha hecho hace unas semanas.
Un beso!

SONIA dijo...

Pero qué monada!! La estrella del parque, seguro!! Ya me imagino las carreras que te debes pegar Zak!
Un beso!!

Zak dijo...

Annubis ¿un cojin de plumas? No sé lo que es exactamente pero por lo que dices debe ser genial nos olemos cualquier día de estos.
Laura, no solo el campo, me encanta ir a todos lados contigo, por eso me lanzo al ascensor... por si cuela.
Beatriz, eres mi tita preferida, me encanta morderte.
Mariana, ya se lo dije. Me contó algo que le había encantado del "espíritu tanguero" del atleti.
Sonia ya me verás correr, vas a alucinar.
¡¡¡guauuuuuuuuuuuuuu!!!

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...