jueves, 3 de septiembre de 2009

Sole

En sendas entradas ya os hemos contado nuestra sensaciones al volar por primera vez, no será la última os lo podemos asegurar. Pero aparte de volar y compartir una jornada con gente de esa que merece la pena, descubrimos un establecimiento hostelero y a la persona que le da nombre Sole.
Es el centro de operaciones no aéreas del grupo de Superop y Alioth, es decir allí donde se toman los refrigerios mientras esperan al cambio de las condiciones térmicas y eólicas que facilitan la práctica de su deporte, después de conocerlo sabemos perfectamente por qué es el lugar elegido para estos menesteres...
Al mediodía después del gran vuelo Sur de Beatriz, se decidió por los que saben de esto que había que plegar velas y recogerse para afrontar la jornada de tarde. Bajamos a Caracenilla desde la zona de vuelos con el "Ocebús", Beatriz dándonos la vara con lo genial que había sido (a mí poniéndome los dientes largos), Alioth quejándose de que el Walki no funcionara y Oce diciendo que el problema era que no lo sabía usar el de los satélites... ¡Diosss en manos de quién están nuestras comunicaciones!
Aparcamos al lado de mi Chevy y fuimos a Casa Sole, nada más entrar "ir al patio que se estará mucho mejor", en el patio debajo de la parra nos sentamos en unas sillas, Beatriz y el que suscribe llamamos a Laura para felicitarla por su cumple y mientras el resto iba sacando de una nevera lo que queríamos tomar... Sí habéis leído bien, sacábamos los refrigerios y entre medias nos traían aperitivos recién preparados... La gente se fue yendo a sus destinos para comer, Superop intentó arreglar la TV con todas esas cosas que aprendió estudiando... "claro que sin herramientas", nada nos quedamos sin ver los entrenos de la F1.
Llegó la hora de comer nos sentamos, seis a la mesa, elegimos del menú lo que queríamos comer y entre plato y plato, unos pimientos de padrón y una ensalada de tomate que sabía a tomate...
Todo estaba rico, rico y casero cualidad apreciada por todos ¿verdad? Postres y cafés, pensé "ahora pagaremos ¿no?", pues no, se acercó Sole y dijo "anda iros a casa a dormir la siesta", yo estaba flipando y miraba a Beatriz que con su mirada me confirmaba que no era un sueño...
Cruzamos a la acera de enfrente (no seáis malos estaba frente con frente) y nos colamos en el salón de Sole, con su labor encima del sofá. Beatriz no dice nunca NO a la opción de dormir y mucho menos una buena siesta... ¡funcionarios!
Nos sentamos en unos sillones y vemos que Sole pasa por detrás del de Beatriz y la pone un reposapiés... "hija que yo sé que lo mejor para esto es hacerlo con las piernas estiradas", Beatriz intenta resistirse (poco) "que tengo las zapatillas lo voy a manchar..." "nada, nada encima de la manta y punto si lo sabré yo".
Yo seguía flotando, por poco tiempo en seguida cada uno en su lugar empezamos a hacer seda...
"Habrá que ir pensando en irse a volar ¿no?"... y cuándo pagamos esto seguía pensando, "Sole que nos vamos", "muy bien habéis dormido bien, claro si ahí se está muy fresquito"...
La jornada de tarde la conocéis, fue la espera y por fin mi vuelo...
Ya con la caída de la noche recogemos los bártulos y de nuevo en el "Ocebús" al pueblo, ¿oye cuándo vamos a pagar a Sole? "ahora, ahora tranquilo", no si yo tranquilo estoy...
Al llegar al pueblo vemos a Sole "qué tal se ha dado" "muy bien, vamos a pagar lo que se debe" "uyy a mí no me digas nada a ver si hay alguien dentro", no si al final pagar va a ser la aventura...
Dentro estaba uno de los que nos demostró por la tarde lo que es volar de verdad, y nos cobró, claro que le decías lo que habías tomado y el hacía la cuenta, nada de tener apuntadas las consumiciones...
A Sole el grupo de Parapente la llama "Mama Sole", nosotros pudimos saber por qué, está claro que ellos llevan mucho tiempo parando allí, no hay casi fin de semana que no estén por allí volando. Pero hay cosas que no se hacen con el tiempo, como las personas, y Sole es una persona de esas que te abren su casa de par en par y te hacen sentir como en la tuya... da gusto encontrar a buena gente y ella lo es.
Un saludo.

5 comentarios:

SONIA dijo...

Me ha encantando la entrada y cómo has descrito la hospitalidad de la encantadora Sole. Ya casi no se encuentran personas así.

Un abrazo!!

Beatriz dijo...

La verdad es que nosotros alucinamos con la buena mujer. Si no hubiera sido por el vuelo, la mayor sorpresa del día hubiera sido ella, sin duda.
Besos.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demas y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

Creo que tu blog encajará perfectamente en la comunidad, y el foro estará encantado de recibirte.

Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

Saturnino dijo...

Es una alegría saber que aúnqueda gente buena por el mundo, viva "Mama Sole".
Un saludo.

Abe dijo...

Sonia me alegra mucho que te haya gustado, la verdad que da gusto encontrarse con gente así por el mundo.
Beatriz, ¿de verdad fue tan sorpresa lo del vuelo? ¿a qué no?
Saturnino, yo debo tener mucha suerte me encuentro gente así en todos lados, voy a Huelva pumba, voy a León doblemente pumba ;D
Un saludo.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...