domingo, 6 de septiembre de 2009

A otra cosa mariposa

Aunque no lo parezca estamos empezando la nueva temporada de carreras, esto lleva consigo retomar los entrenamientos y ponerles un poco más de exigencia.
Tengo que reconocer que lo llevo bastante mal, no estoy siendo capaz de pillar regularidad en los entrenamientos y no termino nunca lo que pretendo entrenar.
Lo malo, en catorce días me planto en Valladolid para correr una media maratón en la qué sé de sobra que lo voy a pasar muy pero qué muy mal.
En otras ocasiones ya me ha pasado que teniendo circunstancias favorables mis entrenamientos no han acompañado a esas situaciones, a finales de Julio mi peso bailaba entre los 85 y 86 kilos, ahora a principio de Septiembre y con las vacaciones de por medio baila entre los 79 y 80 kilos, es evidente que debería estar más ligero, porqué es inconcebible pensar que he perdido unos cinco kilos de músculo ¿no?
Al estar más ligero los entrenamientos deberían ser más alegres y satisfactorios, pues todo lo contrario no pillo el ritmo ni la alegría, la verdad soy un desagradecido mi cuerpo me ayuda y yo le doy la espalda...
Aún con lo poco que hago, me queda un buen regusto porqué es cierto que la diferencia de peso se nota en la zancada, a pesar de no tener más velocidad que antes si se nota más viva y es eso lo que me da esperanzas de pillar el tren que estoy viendo pasar ante mis ojos... Es un buen tren y no lo puedo perder.
Así las cosas he cambiado mi planin de entrenamientos, por cierto seguí el consejo de Sonia y ya no los hago a tres meses vista, voy semana a semana con unos objetivos fijos, de esta manera la media de Valladolid va a ser una rodada larga al final de una semana de entreno... Esto es cascos y mp3 "a jugar", rodar con tranquilidad y visionar Valladolid, la última vez qué estuve por ahí "unas mujeres" me fastidiaron la estancia...
En el entrenamiento también voy a incluir una recomendación de Olga una amiga, doscientas abdominales nada más terminar de correr, me ha dicho "muy seria" que va a controlar que eso sea así, nada no pienso defraudarla y hacerla caso al 100%, aunque sé de sobra que va a estar ausente una buena temporada y le va a ser imposible cumplir su misión.
Un saludo.

6 comentarios:

Alfonso dijo...

Sabio consejo. Cuando los "grandes proyectos nos abruman" lo mejor es centrarse en el siguiente paso, y así, pasito, pasito, hasta Pekín, que dijo uno, o Valladolid que está más a mano.

Suerte con esa media!!

Beatriz dijo...

¿Entrenamientos? Ya ni siquiera sé lo que es eso...
Ánimo Abe, que seguro que en Valladolid no sufres tanto como crees.
Besos.

SONIA dijo...

Poco a poco Abe. A la vuelta de las vacaciones siempre cuesta acoplarse a las viejas costumbres. El cuerpo se reacomodará por sí sólo. Sigue con ese plan semana a semana y ya verás cómo regresa la alegría.

Un beso!!

Saturnino dijo...

En nuestra conversación matinal ya nos hemos lamido las heridas, así que poco que decir.
Pero que no este tu amiga Olga no quiere decir que no tengas que cumplir, yo te cuento las 200 abdominales, jeje.
Un abrazo.

Commedia dijo...

Menudo tipín debes tener. Así podrás comerte Bilbao entera. ;-)

Abe dijo...

Commedia, eso eso ¡comer, comer, comer!
;D

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...