jueves, 29 de septiembre de 2011

Berlín (1)



Hablaba el martes Saturnino de lo difícil que va a ser explicar la experiencia vivida en el Maratón de Berlín y todo lo que le ha rodeado, pero hasta que no te pones delante del ordenador no te das cuenta de verdad de lo complicado de la tarea.

Titulando la entrada
Habrá que empezar por algún lado, ponerle título también ha sido complicado, si pones "Maratón de Berlín" obvias el resto, si te decantas por algo como "El Maratón más largo de mi vida, Berlín (1)" puedo dar a entender que ha sido el más largo de crono y eso no es cierto, así que he preferido algo más corto y concreto, "Berlín" y como va a ser imposible contar todo lo que tengo en la cabeza de una sola tirada le iré numerando, tampoco sé decir si serán dos o tres entradas, esto va a ser muy complicado...

Se fragua la conquista de Europa
En Octubre de 2010 y con la Media de La Bañeza como testigo se empezó a fraguar el desembarco en Berlín, en la entrada que le dediqué en su momento viene reflejado. Por aquellas fechas se empezaban a fraguar varias cosas que han ido modelando con pausa, mi devenir de los últimos meses, tanto a nivel personal como en mi faceta de corredor popular, el entrenamiento "E+D", la irrupción de "M" en mi espacio, despacio...
Todo ello junto ha tenido una relevancia muy especial en el Maratón de Berlín, pero con toda la importancia que han tenido ambas cosas, hay algo fundamental para la llegada a buen puerto de toda esta historia, la compañía. Es mi segunda experiencia "internacional" en Maratón, en la primera Ámsterdam 2005 ya comprobé lo necesario que es estar bien acompañado en estas lides, en aquella ocasión me acompañaba Beatriz, los amigos siempre han sido fundamentales en mi vida, tenerlos cerca en los momentos más importantes es para mí tan necesario como respirar.
En la comida posterior a la Media de La Bañeza, Saturnino comenta que va siendo hora para los amigos del Nunca de conquistar Europa, mejor compañía no podría encontrar así que meto Berlín en la candidatura a primera Ciudad Europea que el Nunca va a conquistar, parece que la idea cuaja y sigue adelante. Se nos une Gustavo al evento, nos habría gustado que más gente se nos uniese, pero parece ser que en la primera experiencia internacional del Nunca la expedición va a ser reducida en número. En enero de 2011 ya teníamos concretados, dorsales, vuelos, apartamento... La aventura estaba arrancando, nuestro destino el Maratón de Berlín 2011

La Compañía de Berlín
La Compañía de Berlín estaba cerrada, por los irreductibles leoneses vendría Saturnino, siempre al paso, sus maratones le avalan como corredor. También vendría su particular ángel, pero en esta ocasión su generosidad (de ambos) la convertiría en el ángel de todos en 42.195 metros, Ángeles con tantos maratones a sus espaldas como Saturnino. Desde Alcobendas vendría Gustavo, en verdad es lo más parecido a un Elfo que tenemos en el Club, por eso de correr flotando por encima de la superficie, pero parecería una coña siquiera comentarlo... ¡pardiez lo he escrito! Y de Madrid vendría Abe, y qué os voy a contar de mí que casi no sepáis ya ¿no? Cuatro compañeros de viaje para llegar al Maratón de Berlín, cada uno tendría su papel, cada uno lo llevaría acabo, por cierto ¿alguno sabe inglés o alemán? ... ¡Vaya!, por una tontería como la del idioma no íbamos a pararnos ¿no?

¿Qué pasó desde el 17O al 23S?
No, no os preocupéis, no me voy a poner a escribir todo lo que he dejado de escribir entre esas fechas, ha sido mucho y no es plan de aburriros. Solo voy a hacer un resumen lo más conciso posible de las cosas que nos han llevado, y cómo nos han llevado a la víspera de salir hacía Berlín...
Lo primero, afrontar un maratón tan largo como éste, tiene sus riesgos, es tan largo por estar apuntado con ocho meses de antelación, la distancia es la misma. Ya lo comenté en su momento, no es difícil que alguna lesión te rompa el plan de entrenamientos, sobre todo si durante nueve meses no paras de correr carreras y entre medias llevas ya dos maratones, así que como bien sabéis llegaba con pocas semanas de entrenamiento y no todos los kilómetros necesarios en las piernas.
Otra incidencia, a pesar de apuntarnos en Enero fue tarde, me explico con un ejemplo, ¿pensáis en correr Berlín 2012? Sacaros ya el dorsal, los estarán vendiendo seguro y aún estaréis en el precio más barato. Según van llegando a ciertos números de dorsales vendidos el precio sube y no va en función de franjas de tiempo determinado. La web en el momento de nuestra inscripción venía en alemán, inglés y creo que japonés, eso me llevó a cometer un error. La inscripción a secas da derecho a correr y a la medalla que te ponen al cuello, si quieres camiseta la pagas por otro lado. Pues bien mi reducido Inglés y las prisas para que no nos subiera más el precio, me hizo pensar que la medalla se pagaba aparte... Resultado ocho euros más, pagados para algo que no quería, mi error se lo traspasé a Saturnino, con lo cual estoy en deuda con él...
Hace un par de meses mi juguetito dejó de funcionar, se lo pasé al Super y lo revivió. Para este Maratón me era muy necesario, quería llevar un ritmo determinado y constante para no reventar antes de tiempo. Lo que reventó fue el juguetito de nuevo a cuatro días de salir a Berlín... Super ya te lo pasaré por si hay alguna posibilidad de darle la vida de nuevo, a mí no me importa "me ha fallado cuando más le necesitaba, ya no le quiero"... Bueno si revive lo mismo le perdono...
Las prisas son siempre malas consejeras... Llevo un par de meses con mi compañera (de curro y Club) Mónica, haciendo el levantamiento de un Hotel en Madrid, nos tiene bastante ocupados. El viernes víspera del viaje pasamos por el estudio para que yo pudiera imprimir las tarjetas de embarque de los cuatro viajeros. Para hacerlo online hay que esperar a 23 horas antes del "vuelo". Bien salíamos a las seis y diez de la mañana del sábado de Barajas y teníamos escala intermedia en Frankfurt y salida de allí a Berlín a las doce menos veinticinco, el viernes a las ocho treinta de la mañana imprimía las tarjetas de embarque y salía pitando a seguir midiendo el Hotel...
Seguramente os habéis perdido entre horarios y demás zarandajas, yo también, lo resumo solo se podían sacar las tarjetas del primer vuelo y yo con las prisas pensé que tenía ya todo... Me sacaron del error Saturnino y Ángeles en Barajas esperando para embarcar hacía Frankfurt... Así que en la Terminal de Frankfurt me podíais haber visto corriendo a más velocidad que en el Maratón, buscando un puesto automático de check-in. Afortunadamente lo encontramos y sacamos las tarjetas de embarque... Eso sí con el inconveniente de ir cada uno en una punta del avión, en fin las prisas no son buenas... Se me olvida comentar un pequeño detalle, me dejé en Madrid los billetes electrónicos de Gustavo y del mua... Si no le pones un poco de picante a la vida se queda en na de na...

Concurso
Yo creo que para ser la primera parte está bastante bien de datos, no os sigo mareando, he pensado que para realizar la transición de una parte de la entrada a la siguiente, que mejor que un Concurso, ¿no?
Antes de que nadie se me ponga a la defensiva, sí, habrá premio y personalizado para el que lo gane... Una obviedad ganará el que antes ponga en un comentario la respuesta correcta... Todo gira en torno a esta foto, es el detalle de un edificio que se ve desde el Hotel que me tiene tan atareado últimamente y que en parte es culpable de no haber impreso todas las tarjetas de embarque de la ida, ¿de qué edificio se trata?
Sed buenos, hasta la segunda parte, un saludo.



5 comentarios:

Saturnino dijo...

Nunca acabarás con las entradas de Berlín; ha sido tanto lo vivido y tantas las anécdotas...que se te puede juntar contra salida. Quién sabe, jejej.
Yo sigo sin saber como contarlo, al menos ya inicié el relato, solo falta dejar que los sentimientos fluyan.
Gracias por formar parte de la expedición.
Un abrazo.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Esta entrada promete ser maratoniana, por lo tanto nos prepararemos para disfrutarla como se debe.
El edificio al principio casi me engañas, pero creo que es el del Banesto esquina Sevilla Alcalá

Jan dijo...

enhorabuena, abe...

eso sí, date caña con la entrada que a este ritmo, acabas en el 2012...

Ana dijo...

Al lío, Abe, ¡cuéntanos el maratón! :O)

(Ni idea del edificio, pero me encantaría saberlo).

superop dijo...

Andaba yo diciéndome "¿Qué habrá sido de Abe en Berlín? ¿Habrá acabado bien? Y lo más preocupante, ¿Habrá dejado cerveza a los alemanes?"
Bueno, pues no pregunto, prefiero seguir la historia en las siguientes entregas, no me destripes el final... ;-)

Otra cosa: La foto ni idea pero mi casa no es, porque no tengo hoteles cerca...

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...