lunes, 31 de mayo de 2010

3ª Edición Carrera Liberty

El domingo corrí al lado de casa, tres estaciones de metro me separaban de la salida y la meta de la Liberty. Es ésta una de esas carreras en las que el dorsal y la camiseta se recogen los días anteriores a la prueba. Para ese menester conté con la colaboración necesaria de Jaime que se escapó al mediodía del jueves a por las "ceñidas" camisetas conmemorativas, son de las tallas más ajustadas que se pueden encontrar en el mundillo de las carreras populares... Habrá que ponerse a "plan" para estrenarla.
En el metro coincido con otros tantos que van a lo mismo que yo, la mayoría llevan puesta la camiseta de la carrera, es una "costumbre" de la misma y eso que en absoluto viene recogido en el reglamento que sea de uso obligatorio, en fin todos como "borreguitos" con las ceñidas camisetas, publicidad extra para la compañía aseguradora. La carrera tiene a Chema Martínez como figura del cartel, hace buenos los pronósticos y la gana, felicidades Chema.
Había quedado a las ocho en la recogida de los chips, Jaime no me reconoce y le tengo que hacer ver que soy yo, esquilado pero yo. Poco antes me crucé con Nacho otro compañero del Nunca que no se pierde ni una. También vimos a Rodri y a Joaquin, compañeros de nuestro anterior Club. Joaquin subió al podio el fin de semana pasado en Carranque, felicidades de nuevo. Rodri me confirma que conoce a Javier Martínez, son compañeros en los Maratonianos de Leganés.
Antes de la salida nos juntamos con Nacho e Isaac, los cuatro somos la representación del Nunca en la carrera. Dejamos a los "jóvenes" que calienten antes de empezar, nosotros bastante tenemos con lo que cae y eso que son las nueve de la mañana...
Sé que no puedo ir con muchas alegrías así que me pongo algo atrás respecto a los 8.000 ó 9.000 corredores, Nacho y Jaime por amistad se colocan conmigo, gracias. Desde nuestra salida casi cuatro minutos después de la de Chema les dejó que vayan a su ritmo el mío no va a ser bueno, aún así tengo en el punto de mira a Jaime hasta pasado el kilómetro dos, pero dos torceduras de tobillo en el magnífico acerado que nos ha "regalado" nuestro querido Alcalde me hacen dejarme de tonterías y prestar más atención de dónde y cómo piso. El calor es desde ese momento lo peor de la carrera. Antes de la "cuesta" de Concha Espina nos dan el agua. Me la reservo para el final de la misma, a mitad de cuesta el kilómetro seis, al finalizarla veo a mano derecha unas sombras de unos árboles y me paro a dar buena cuenta de la botella y echarme parte en todo lo alto de la cabeza. Se me ha olvidado la gorra y tengo la cabeza ardiendo, allí me hago amigo de un perro que me saluda muy cariñoso, cada uno tiene tirón con los de su especie...
Reemprendo la marcha sabiendo ya que me quedan poco más de tres kilómetros y me olvidaré del sol y de mi mala cabeza. Un poco más adelante nos encontramos con dos compañeros a los que se les está atendiendo, espero que solo por golpes de calor y lo digo tan alto que otra corredora me dice "eso, que solo quede en éso".
La llegada tiene quinientos metros finales en repecho de esos que se te pueden atragantar pero yo voy más ligero que en todo el recorrido, pienso que total me quedan unos minutos para tomarme una cerveza y eso quieras que no da alas. El tiempo final patético, pero me lo tengo bien merecido por vago: 56' 36". En fin ahora solo queda volver a correr y ver si dentro de dos semanas mejoramos algo.
Un saludo.

8 comentarios:

superop dijo...

Coñe, mira que te dije que iba a ser caluroso el día...

Pero bueeno, sigues corriendo, que es lo más importante sobre todo para gente de tu edad...

¡Un abrazo!

SONIA dijo...

Muy bien hecho Abe, a pesar del calor y sus circunstancias... Otra más para el saco:P

Un abrazo!

Beatriz dijo...

Enhorabuena Abe. Teniendo en cuenta tu historial de entrenamientos yo creo que el tiempo no está tan mal. Siento lo del calor pero es lo que tiene nuestro querido Madrid, del frío invernal al calor infernal en cero coma.
Besitos "esquilado".

Commedia dijo...

¡Hay que levantar esa ánimo, Abe!

Para la CCC-CEEP hemos diseñado un recorrido que finaliza bajo una hermosa arboleda, a la sombra, y la meta queremos situarla un metro antes de la terracita de las cañas. Todo por el corredor popular, faltaría más. :-D

Alberto dijo...

Hermano, cuando llueve "malo", con calor "malo", que coño quieres majo!!!! deja de ser vago y ponte las pilas este año hay que correr un maratón y que mejor que en diciembre nos vayamos a Castellon!!!, estoy de fiesta llamame y hacemos un rodaje largo de 30km o 40km lo que quieras y luego cervezas. Un besazo hermano.

THE BOSS

Abe dijo...

Super ¿tú crees que madrugando tanto yo recuerdo las cosas? Es más, sin madrugar no lo recuerdo... Mira cómo andas de viajes y hacemos por quedar ¡¡qué ya tocaaaaaa!!

Sonia ese es el asunto, carrerita a carrerita y a ver si soy capaz de coger ritmo ;D

Beatriz, qué maja eres diciendo "que no está tan mal", ya haré tiempos mejores... Creo ;D

Eduardo, no espero ni "más" ni "menos" de la des-organización...

Hermano, ¿has leído bien lo que he escrito? ¿cómo puedes pensar que estoy para 30 ó 40 km? ¡¡Estás majara!! Luego te llamo...

Saludos a tod@s¡¡¡¡

A de la Mata. dijo...

Hola Abe: Menudo calor eh!!!. Veo que se te dio bien. Cuidate y a seguir en el tajo. Por cierto te habia dicho que en el Marathon de Vitoria, estuve hablando con tu hermanao? Un abrazo. A de la Mata

Saturnino dijo...

Veo que con el paso del tiempo la cosa no cambia y todos te siguen queriendo, jeje; pero sobre todo vigila a tu hermano, creo que en alguna ocasión le has hecho algo que aún no ha superado.
Esquilado y sin reportaje fotográfico, no me lo puedo creer, anda mandame unas fotillos y las cuelgo en nuestros recuerdos.
Un abrazo.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...