jueves, 29 de octubre de 2009

I Maratón nocturno de Bilbao (2ª parte)

Recogida y cierre
Finalizó mi participación en el maratón y ya habían quitado el reloj de meta, la música había terminado, es lo que tiene terminar tan tarde. Una de las cosas que deberíamos copiar de las carreras que se celebran en el Norte, bueno los organizadores de carreras claro (yo espero no volver a esa tarea) es el tema de los chips. Te dan unas bridas para que los sujetes a los cordones de la zapatilla sin necesidad de atarte o desatarte, cosa que al llegar tocado viene genial. Ahí está un voluntario con una tijera que te corta la brida sin necesidad de agacharte.
También me gustó del final que otro voluntario me pusiera la medalla y me diera la enhorabuena, todo un detalle que ya viví en Sevilla y el cuerpo lo agradece aunque parezca mentira. Un powerade fue el avituallamiento del final.
Monté un poco el show para quitarme la ropa mojada, pero como dijo Beatriz "¿Quién se va a preocupar?".
La pobre no había cenado por estar ahí al pie del cañón, así que pasada la una de la mañana encuentra dónde te den de cenar sin conocer Bilbao, una intentona en un centro comercial al lado del Guggenheim y nos volvíamos con el rabo entre las piernas, pero la Diosa fortuna quiso ponernos al lado del hotel un establecimiento de bocatas para la gente que trasnocha, así que cenar cenamos.

De cómo Juanele se convirtió en un aspersor.
Ya os comenté que Juanele se marcó un tiempo de 3h16', algunos ya sabéis quién es el prenda, para los que no le conocéis os pondré en antecedentes. Juanele o Mr Joma para algunos íntimos míos, es una de esos seres humanos que conocimos en nuestra aventura del anterior Club y las distintas carreras que hemos organizado. Es distribuidor de Joma, conocida marca deportiva, ya de paso si necesitáis alguien de confianza para equipaciones de atletismo u otros deportes que no os deje colgados nunca él es vuestro hombre, yo os pongo en contacto con él y respondo por sus actos.
He de reconocer que a veces mi hermano tiene buen ojo en elegir a nuestros compañeros de viaje, en otras mejor ni mentarlo, este tipo es un ejemplo de los aciertos y encima corre como si fuera bueno el perro.
Terminó perfecto de piernas pero al beber en algún avituallamiento cogió aire e iba con las tripas revueltas casi la mitad del recorrido, tanto como para no beber a él que si le llegaban los avituallamientos. Fue pasar la meta y sentirse peor como sabía que tenía margen decidió ir al Hotel y luego volver a esperarme, ni llegó al Hotel en mitad del camino ya tuvo que dejar lastre... Así que vacío y sin fuerzas claudicó y no nos vimos hasta el domingo para desayunar.
¡Si ya te lo digo yo correr tan rápido no puede ser sano!
Lo que me pareció la carrera
He leído bastantes criticas sobre la organización de la carrera, estoy en general bastante de acuerdo con la mayoría de ellas, en el fondo pero no en la forma, a ver si me explico. Es imperdonable que no llegue el avituallamiento a todos los participantes de una carrera, cuando la distancia es un maratón la cosa es más peliaguda, en esas distancias la hidratación es fundamental. Quizás algunas zonas del recorrido andaban escasas de iluminación.
Así como lo primero creo que es más un fallo organizativo que de suministro, lo segundo poco tenía que ver con la organización, íbamos a una carrera nocturna y el recorrido se conocía de antemano, yo sin conocer Bilbao auguraba algún trecho con esa carencia lumínica.
Por otro lado no soy nada pero nada parcial, disfruté de la carrera como un enano hasta que pude seguir corriendo, me encantó y quizás no vea tan grave todo lo que pasó. No lo puedo evitar soy un romántico y no puedo por más que decir que la carrera me ha cautivado y espero por el bien de los próximos participantes que la organización se organice como Dios manda para evitar desabastecimientos.
En este enlace una carta de la organización bastante clara, a mi entender en unos términos muy correctos.

Edgar
Juanele antes de comenzar el maratón nos habló de Edgar un amigo de 30 años, un gran deportista que en estos momentos afronta el partido más importante de su carrera. Ayer estuve con Juanele y Edgar está super motivado y con ganas de ganar este partido, además parece que hay buenas noticias.
Edgar campeón desde aquí solo podemos decirte ¡aúpa Edgar! estamos contigo, lo vas a conseguir, un saludo.


4 comentarios:

Saturnino dijo...

Muy romántico te veo; que no haya agua en una maratón IMPERDONABLE, que llegues a la meta y hayan regogido IMPEDONABLE además de FALTA DE RESPETO; que te quitaron el chip PARA QUE NO TE LO LLEVASES; que te despachen con un powerade DE TRACA.
Un abrazo amigo.

Commedia dijo...

Esperabas ese maratón en el que disfrutaras a tope... y por fin llegó. Lástima que la organización no acompañase (estoy con lo que comenta Saturnino).

superop dijo...

Desde mi mas absoluto desconocimiento sobre carreras, maratones y eventos similares...
Vamos a ver... si te tienes que apuntar con antelación, debe de ser entre otras cosas para saber cuánta gente exactamente va a ir, ¿no?
Vamos, que los puestos de avituallamiento no son un chiringuito de playa que de repente se ve desbordado por una afluencia de público no prevista.
Así que también apoyo a Saturnino con sus palabras. ¿O es que la cosa va mas por "¡Osti, tú!¡Que somos de Bilbao!¡Aquí corremos el maratón sin beber, y como es nocturno, al llegar a casa a cumplir con la parienta!"?
Abrazos con meneos de samba...

Abe dijo...

A los tres, tenéis razón es imperdonable y una negligencia dejar sin agua a los participantes de un maratón, la suerte es que no paso nada... Mi romanticismo se ha esfumado con el paso del tiempo.

Saturnino, hicieron bien en quitármelo si no lo hacen éste no se hubiera agachado ni de coña ;D

Eduardo, es verdad lo disfruté y ahora ya quiero el próximo ja ja ja¡¡¡¡

Super, ¿qué tal la samba? Ahora acompañado ¿mejor no? En Bilbao también les viene bien el agua cada cinco kilómetros de eso no hay duda.
Un saludo.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...