lunes, 19 de enero de 2009

Peligro inminente.

No, nos asustemos, es el título de un libro que capté en León allá por el mes de octubre. Lo "rescaté" de la mesa del salón de unos amigos, fuera de la temática del libro, este ejemplar tiene una historia particular.

La temática del libro:
Algún avispado ya habrá caído en la coincidencia de título del libro y una película de Harrison Ford, se trata de una novela de Tom Clancy. Es la continuación de "Juego de Patriotas", las aventuras del agente de la CIA Jack Ryan.
El libro al igual que la película no defrauda, es exactamente lo que te esperas. Una americanada en toda regla. Solo los americanos son capaces de hacer pasar por buenos a los malos, claro siempre que sean los "suyos".
Imagino una historia similar rodada por españoles, sobre españoles... incluso los buenos terminarían siendo malos, alguna tara les sacaría el director de turno. En fin es la idiosincrasia de cada nación.
He tardado mucho en leerlo, reconozco que solo dedico a la lectura un rato antes de caer rendido en la cama. Claro que hay libros que ayudan a que el rato sea muy breve, es el caso de este. Reconozco que el último tercio del libro es algo más ameno...

La historia de este ejemplar:
Lo encontré en el salón de una familia de irreductibles leoneses, creo que el libro en parte había podido con su "irreductibilidad" lectora. Los mitos para no terminar convirtiéndose en simples leyendas nos muestran a veces su "humanidad".
Es un libro que pertenece a un experimento, más información en Book Crossing-Spain, se trata en resumen de que los ejemplares viajen y poder llevar su seguimiento por Internet.
La idea me parece interesante, claro que el problema es el libro que eliges para mandarlo a viajar... uno que te gusté mucho o uno que no eches de menos en tu estantería...
Ese último caso es el del título que nos ocupa, sin ninguna duda. Lo entiendo a medias, para que el libro se mueva debe ser al menos interesante. Quizás buscar un ejemplar de bolsillo más económico de un libro interesante sea una buena opción. Lo pensaré por si quiero participar en este experimento.
Ahora toca buscarle un cobijo a este ejemplar, por lo que pone en la web, pasó por Palencia y por dos manos distintas en León.
¿Cuál será su nuevo destino? ¿Quizás algo más al Sur? Eso queda para el curioso lector, como diría una gran amiga.
Ya veremos, mientras tanto el fin de su lectura me permite empezar con "Los hombres que no amaban a las mujeres", de Stieg Larsson.
Un saludo.

3 comentarios:

Ana * dijo...

Una vez cayó en mis manos uno de estos libros... y nunca lo volví a dejar circular, ni puse yo ninguno en circulación. Me siento mal desde entonces.

Yo leo también en el ratillo del metro. Si no fuera por esos ratos...

SONIA dijo...

Me alegra saber que te has terminado el libro y que piensas ponerlo en circulación (dios, no tardes tanto como nosotros). Yo opino igual que tú: si es necesario poner un libro a viajar optaría por uno que me gustara, y no uno del que quisiera deshacerme (como si eso fuera a ser posible:P). Espero con gusto una crónica de "Los hombres que no amaban a las mujeres". Seguiré tu recomendación.
Un saludo!!

Mysteries. dijo...

Mira eso es algo que ví curioso y que me gustó mushisimo, el día que me enteré que aquí en Bcn, no sé exactamente donde, hay arboles que estan huecos, y que gente se dedica a dejar libros en su interior, que van pasando entre manos y ojos, ansiosos por descubrir su interior, a mí esas cosas es que me encantan..., aunque nunca he tenido el gusto de encontrarme alguno, pero tampoco sé cual, ni dónde dejarlo...

Y curioso tb me pareció, cuando me subí en el tranvia en Sevilla, y justo al entrar por cada una de sus puertas, me dí cuenta, mientras observaba unas fotografias que cubrian sus paredes, que habia una especie de cestito de alumino, con una pegatina que decía: Un libro tambien puede viajar.

Oh, como disfruté, lástima que todos los huecos estaban vacios, que si no..., me lo leo en dos dias, y lo recoloco..., aunque me sabría mal no dejar alguno mío..., ya que no me llevé nada, pero bueno, algun día seguro que quedara impresa mi huella en uno de ellos. Y sí, dejaría uno que me gustara claro, el pensar que alguien está leyendo algo que me ha gustado a mñi, y que a esa persona la une un gusto conmigo..., ya es bonita la sensacion..., no crees?. :)

La quiero, claro que si!, y en cuanto la vea con unas palomitas y super atenta, prometo darte mi opinión, si me gustó... etc.

Y una cosa más...,
me has captao la atención desde la primera letra, hasya la ultima X. Eres genial, lo sabes, verdad?.

Venga, que te veo animao..., sigue así.

Un abrazo.

Miss.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...