martes, 27 de enero de 2009

Corriendo bajo la lluvia

Por fin finalizó la cuenta atrás del contador que teníamos en el blog y por fin puedo decir ¡¡objetivo conseguido!! He terminado mi primera media maratón. La verdad es que estoy muy contenta y hoy apenas si tengo secuelas, las inevitables agujetas en los cuadriceps y unas pequeñas ampollas en los pies, que de no haber corrido con las zapatillas empapadas no creo que se hubieran producido.
La semana pre-carrera fue bastante tranquila, un par de entrenos cortitos y sin esforzarse demasiado. Otra cosa eran los nervios, que iban creciendo cada vez que me daba por pensar lo que tenía que hacer el domingo. La principal inquietud era saber si iba a ser capaz de terminar la carrera. Físicamente me encontraba bien pero mi punto flojo es la cabeza, mi capacidad de sufrimiento es (¿o era?) mínima. También me preocupaba el viento, que tan desagradable es cuando vas corriendo. Hasta me atreví a decir que prefería la lluvia…, ¡¡cuánto me habré arrepentido de mis palabras!!
Y llegó el domingo. El color gris del cielo no presagiaba nada bueno pero en nuestra imaginación tampoco era tan malo como lo que nos tocó vivir. Abe y Carlos decidieron acompañarme en el recorrido, yo sé que no se fiaban de mí y se temían que si iba sola me parara en cualquier momento. Es lo que tiene que los demás también conozcan tus debilidades. El caso es que gracias a ellos la carrera se me hizo mucho más llevadera. Hicimos los 10 primeros kilómetros en 59’ 30” y la verdad es que en ninguna otra carrera se me habían pasado tan rápido. Nada más superarlos, nos adelantó el que iba a ser el ganador del evento. ¡¡Eso sí es correr y lo demás son tonterías!! Todo ese tiempo estuvo chispeando, pero no fue demasiado desagradable. Lo peor vino en la segunda mitad de la carrera, cuando empezó a caer el diluvio universal acompañado de viento en cantidad. Fue horrible, no puedo decir más. Al principio procuré no pisar los charcos pero una vez que estaba empapada ya, qué más me daba. Empezaron las molestias en las piernas, pero eso no era nada comparado con la sensación de ir calada hasta los huesos, sobre todo cuando daba el aire. A partir del kilómetro 13 dejé de mirar el crono porque no quería deprimirme (hasta ese momento habíamos llevado una media de tiempo más que aceptable). Y seguía lloviendo. A pesar de todo es de agradecer que había gente animando, poca evidentemente, pero algún valiente había además de los voluntarios. Llegó un momento en que no podía mover los dedos de la mano de lo congelados que estaban los pobres, tuve que quitarme los guantes con los dientes. En ese momento hubiera abandonado, no quería sufrir más y más aún cuando el sufrimiento no tenía nada que ver con la carrera. Pero claro, ¿qué iba a hacer parada en medio de Getafe si de todos modos tenía que ir andando al polideportivo? Así que hice caso a mis chicos y seguí. Sólo podía pensar en quitarme la ropa, me daba igual que estuviera a punto de terminar mi primera carrera de tanta distancia y las condiciones en que lo había hecho. Lo mejor de todo fueron los gritos de ánimo de los compis del Nunca correrás solo y resto de animadores del equipo (sufridores como nosotros de los madrugones y las inclemencias del meteorológicas) cuando entraba en las pistas. Gracias a todos. Por megafonía anunciaban que estaba a punto de finalizar mi primera media maratón. Y llegué a la meta en 2 h 13‘ 17”. Estos números poco representan la experiencia que ha supuesto para mí esta carrera. Si las condiciones hubieran sido otras a lo mejor los números también eran distintos. Pero me da igual, estoy orgullosa por no haberme rendido.
Pasada la meta, no fui capaz ni de desabrocharme las zapatillas para quitarme el chip. Gracias a Abe, que fue el que lo hizo, y a los voluntarios que se nos acercaron para ver si podían ayudar en algo. Rápidamente (o todo lo rápido que nuestras piernas nos dejaban) fuimos a cambiarnos, aunque no me quité el frío del cuerpo hasta que llegué a casita.
Mi profe me ha dicho que descanse un par de días. Luego volveré a la rutina de los entrenamientos con las miras fijas en la próxima cita del 22 de marzo en León. Ya le dije a Saturnino que encargara un día soleado y seguro que cumple.
Besos.

11 comentarios:

Tecolinha dijo...

Hola. Mis felicitaciones por tu primera media maratón, en especial en estas condiciones. Has sido muy valiente.
Yo también espero correr esa media de León, a ver si tenemos suerte con el tiempo.
Saludos.

superop dijo...

¡Qué duro!

Eres mi heroína... cosas así hacen que la vida merezca la pena, ¿verdad?

¡UN BESAZO!

Abe dijo...

Por supuesto que tienes y tenías capacidad de sufrimiento, lo único que hacía falta era una oportunidad para usarla.
A pesar de las condiciones la carrera estuvo muy bien, lo importante de marcarse un objetivo es saber mantenerlo a pesar de las circunstancias ajenas a tu voluntad, siempre que físicamente sea razonable.
Enhorabuena por tu primera media, y que no sea la última.
Besos.

PabloNSN dijo...

¡Pues os acabo de ver entrar muy sonrientes en meta, en corriendovoy.com (en el vídeo de las 2.13, que os dedica un larguísimo plano!)! Para mí, lo peor fue lo de los guantes: los llevaba de lana y llegaron empapados pesándome cien veces más. ¡Enhorabuena otra vez!

Beatriz dijo...

TECOLINHA: Muchas gracias por tus felicitaciones. Espero no tener que repetir ninguna carrera en las mismas condiciones. ¡¡Nos vemos en León!!
SUPEROP: Nada de heroína que fuimos muchos los que estuvimos allí (corriendo y animando, que no veas qué mérito tuvieron también).
ABE: ¡¡Hombre de poca fe!! ¿Cómo va a ser esta la última media!!
PABLO: Aún no he visto el vídeo pero después de la ovación que nos dedicaron era imposible no sonreír.

Ana * dijo...

Enhorabuena, mediomaratoniana :)

Esa es la actitud, el mayor orgullo es el aguantar hasta el final pese a las circunstancias. Siento que fuera tan duro, pero ya verás cómo así aprecias mejor lo que has conseguido. Esta media ya no te la quita nadie. Ya lo has hecho :)

SONIA dijo...

Dios... vaya un día para debutar, ains! Me ha encantado la crónica (¿ves cómo si puedes plasmar en palabras tus sentimientos?), así me puedo hacer una idea más que exacta de lo que supone ese reto. Mis más sinceras felicitaciones. Te estaré esperando en León: esta vez me toca a mí debutar, jeje:P

Mysteries. dijo...

Y es que no hay nada mejor,
que la compañia de unos buenos amigos,
que nos conozcan
y que nos digan,
'venga, que puedes!'
eso,
no se puede pagá con ná...
Y de ahí,
tú triunfo...,
una vez más, me alegro mushisimo.
Ha sido como vivir,
el interior de tús zapatillas mojadas.

----

Buenas tardes, Rox.
Ese Cola cao tiene una pinta...,
que no suelo beber, pero...,
prometo que na más que pueda me lo hago,
ahora que tengo la receta completita...,
grasias!.
La mañana ha sido intensa,
médico (recoger parte de cobro, por mi baja laboral),
recogida de fotos...,
(aquellas es las que me presenté por el dia de la Setmana Verda, aquí, y que ganó una foto de Finlandia..., unas cataratas...,
todos los que fuimos, amigos,
familia y demás, dijimos...:
guau!, que currada la foto!... bah).
Y despues compras...,
que por la tarde vienen a comer los ex-compañeros de trabajo,
y que de esho, ahora,
están ahi fuera jugando a la Play...,
Pro-evolution, te suena?,
a veces juego, sí, pero, ahora,
me siento aquí que me apetecía saber de tí. :)

Annubis está reposando,
cómo Aisling, despues de su primer día de paseo,
como ha disfrutado,
con su jersey de rayas!,
y un señor de unos 80 años,aprox.
se agacha y le roza la cara,
diciendole...:
'oye muñequita, tú de donde te has escapado?'
Tenia la cara de un niño pequeño,
y sabes qué?,
disfruto de esas caras de niño,
en cuerpo de personas adultas...

Realmente...
pasé miedo,
me hice la fuerte porque era de noche,
y leyendo un libro que me regaló, Bea,
una amiga de Lugo,
(nunca pensé que internet me daría tantas cosas...)
Diario de una Ninfómana,
me quedé dormida...
y todo pasó mejor,
aún así,
eran las 5 de la madrugada...

Me gusta,
sí,
me gusta irme
y dejarle las buenas noshes,
porque yo siento que usted está ahí,
aunque a veces no le vea,
y...,
meterme en la cama,
salir de aqui,
sin decirle nada,
es como una falta de educación,
y me siento cómoda regalándole
un beso por cada noshe,
y una sonrisa.

He abierto los ojos como platos,
cuando he leido sobre su vajilla,
he pensando...,
MJ sí que sabe... y he sonreido...
yo, hace un año un asi,
adquirí de mis padres,
algo muy presiado para mí padre,
trabajaba en Alvarez,
la casa que llevaba la vajilla del Hotel Alfonso XIII,
él siempre presume que tiene en casa,
la misma vajilla que el hotel,
es la que usamos cada año,
por Navidad y Fin de Año...
el año pasado,
mi madre me regaló un plato grande,
de poner surtidos...,
oh,
estaba alucinando,
él nunca me lo daría!,
ese dia, me dijo:
quedátela,
y guardala que es la única que hay, eh!,
sólo,
sólo la usé una vez,
desde entonces...
está guardada.
Sí, me dá miedo a que se rompa,
porque el día que eso pase,
se romperá mi alma por dentro,
es para mí,
muy importante, sí. :)

Bueno Rox,
los cuatro chicos de fuera me reclaman,
aún así...,
le dejaré sus buenas noshes.

Un beso...!

Miss.

P.D.: Hace días que no publico,
no tengo demasiadas ganas,
no sé, me falta algo,
todo está superándose, pero...
bueno, no es nada.

rlfox dijo...

Querididsima Beatriz
Superación.
Esto lo define todo.
Has logrado tu meta, tu ambición.
Es todo fugaz.
Vas a por más.
Umjumh!
Tu narración es buena.
Pones mucho de ti, nos haces ver lo que sufriste para llegar a cruzar la línea de llegada.
Tu titulo me evoca nostalgias del pasado.
Y tu lluvia, nos ha mojado a todos.
En estas estoy yo, también intentando cruzar charcos en días de tormenta.
Superando obstáculos del pasado.
Poniendo encima del teclado mi maratón particular.
No fui a verte.
Ya sabes de mis gustos –quizás por abe- , pero pensé en ti toda la mañana.
Decirte por ultimo que me pareció de juzgado el cronometro.
Cada día cuando abro el blog del hermano abe, sentía como te torturaría ver correr el tiempo hacia atrás. (El autor lo dice partiéndose el bullarengue)
Algún día se la devolveremos. (Ya no se lo rompe, lo tiene roto)
Un abrazo.
XXXX

Saturnino dijo...

Por enésima vez ENHORABUENA.
Ya tengo encargado el tiempo para el día 22/03/09, te pedido tiempo soleado y 14 grados, espero que te parezca bien, aún estamos a tiempo de cambiarlo.
Un beso.

Beatriz dijo...

ANA: Tienes razón que de lo que estoy más orgullosa es de haber aguantado. Si antes de la carrera me dicen lo que iba a pasar, no hubiera dado un duro por mí.
SONIA: Muchas gracias de nuevo. Tranquila que seguro que en León tenemos más suerte y debutas con un día espléndido. Cuídate mucho esa rodilla.
MYSS: Totalmente de acuerdo contigo.
RLFOX: Muchas gracias por tenerme en tus pensamientos. El crono en el blog era a la vez tortura y motivación, dependiendo del ánimo que tuviera ese día. ¡¡A por esos charcos que tienes que cruzar!!
SATURNINO: Me parece perfecto el encargo. Si Sonia tiene alguna sugerencia al respecto la aceptamos, que ése será su gran día.
Besos a todos.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...