jueves, 23 de febrero de 2012

La justicia deportiva (2)



"Vuelve la burra al trigo", en la entrada anterior Pablo con cordialidad me mostraba su oposición a mi posición en lo que se refiere al caso Contador, me remitía a un blog en el que se muestra una postura más cercana a su opinión. Lo bueno de todo esto es que tanto lo que escribí el otro día, como lo que cuenta Pablo y lo que se escribe en ese blog son eso, nuestras opiniones, a vueltas con un caso o con una resolución... Y creo que ahí está el quid de la cuestión "caso" o "resolución".


He tenido que leer con detenimiento y tranquilidad todo lo que sobre el caso Contador, para este bloguero caso Solomillo, se encuentra escrito aquí. Lo siento, he de reconocer que no me gustan los blogs en los que no queda nada claro quién está detrás de las palabras allí escritas, es el caso de éste que me comentaba Pablo. Entiendo que Internet invita al "anonimato" pero no entiendo que a quien le gusta exponer su opinión en público y escribir crudamente sobre terceras personas tenga que ocultar su nombre, ni lo entiendo ni lo comparto, pero no me queda más remedio que aceptarlo, ese es uno de los pilares de este invento, eso sirve para apuntalar la tan atacada neutralidad de la red, de la que en breve os daré la chapa, pero con cordialidad suma.


El caso
A pesar del "tono" de lo escrito por "Sergio ciclismo", ha sido una lectura interesante viendo otra "postura" ante el caso y con un análisis bastante distinto al mayoritariamente manejado. Es de agradecer ver otros puntos de vista, así que muchas gracias Pablo por darme la oportunidad de leerlo. Antes os decía que el quid de la cuestión está en si hablamos del "caso" o de la "resolución", estoy de acuerdo con Pablo y "Sergio ciclismo", existe un "caso" y yo lo llamaría "solomillo" porque la explicación de la "defensa" de Contador es de guasa y llamarlo así es una ironía elegante. Existe "caso" porque algo raro pasó, incluso más allá de la peregrina explicación del ciclista y su círculo. Pero qué es lo que pasó realmente, no ha sido ni aclarado ni demostrado después de todo este tiempo. Eso es algo que me parece preocupante. Que la justicia deportiva en materia de dopaje asuma que es el acusado el que debe mostrar su inocencia es algo que me recuerda a la caza de brujas y a la Santa Inquisición. Llamadme ingenuo pero prefiero a un culpable suelto que a un inocente colgado.


La resolución
Leyendo las "conclusiones" a la vista de los escritos de la resolución, con corta y pega (traducidos), sigo sin encontrar por ningún lado que hayan pillado a Contador dopado y mucho menos el nombre de la substancia dopante que le ayudó a ganar ese tour, tour que por otro lado pienso que no ganó él con o sin ayuda ilegal, más bien lo perdió otro, pero ése es otro tema distinto. 
No seré yo quien ponga la mano en el fuego por ningún deportista de élite, ya lleve maillots amarillos o cintas de pelo rosa, Dios me libre de ser tan ingenuo, y más después de las declaraciones del nuevo ministro de Cultura, señor Wert, dando por supuesto, por fin, que tenemos un problema con el dopaje, lo que es seguro es que no coincidiremos en la raíz y fundamento de ese problema. Lo que me queda claro de la lectura del blog de "Sergio ciclismo" es que él sí que pondría la mano en el fuego por los señores de la AMA, Agencia Mundial Antidopaje, está muy cabreado con la prensa española y los políticos asiduos a fotografiarse con ganadores y por ende con el populacho español que brama cuando tocan a sus ídolos...
Yo en principio comparto parte de esos cabreos, no en los motivos que me los provocan, los cabreos, pero para llegar a un mismo sitio se puede hacer por muchos caminos. Lo que no entiendo es que a Sergio ciclismo no le cabree que una organización como la AMA, por cierto ¿cómo se financia esta "fundación"?, que se supone está especializada en localizar substancias dopantes en los organismos de los atletas, en este caso del solomillo no haya sido capaz de encontrarlas. Porque no puede haber peor noticia que la que se nos muestra en este caso: "la organización que debe perseguir y luchar contra el dopaje no puede demostrar que las substancias dopantes estén en el organismo de un atleta al que acusa de doparse". O van por detrás de las técnicas de dopaje por su incompetencia o porque no les interesa estar más adelantados, eso sí que debería de cabrear a Sergio ciclismo
Por eso, amigo Sergio ciclismo sí que tiene razón la defensa de Contador al hablar de "falta de objetividad", en este caso se dilucidaba su incompetencia y quedar en entredicho, imagino que los intereses económicos y personales que hay detrás de esta fundación (seguramente sin ánimo de lucro) serán muy poderosos y priman por delante de las personas.
Por mucho que se le den vueltas y más vueltas, seguimos sin saber que se tomó o dejó de tomar Contador, que los análisis de una persona, deportista o no, cambien de parámetros entre unos y otros no prueba más que cambios químicos en el organismo analizado, somos pura química, que se pueden demostrar que esos cambios en algunos parámetros son ocasionados por substancias dopantes no me cabe la menor duda, pero si ni cuando el segundo informe de la AMA, (más extenso y exhaustivo que el primero) afirma que esos cambios se hayan producido por ninguna substancia localizada, me deja con todas las dudas del mundo. 
En fin como en otros muchos casos y con cuestiones similares nos quedaremos sin saber toda la verdad, o nos creeremos nuestros posicionamientos o los de terceros como si lo fueran, verdaderos.
Un saludo.

3 comentarios:

Saturnino dijo...

Estoy contigo, yo también prefiero a un culpable suelto que a un inocente colgado; y creo que en el "caso Contador" no hay pruebas concluyentes y que si el otro no huviese perdido el tour no habría habído "caso Contador".
Un abrazo.

PabloNSN dijo...

Ehhhh... Creo que no te he entendido bien, porque me parece que sí que quedó demostrado que Contador había dado positivo por clembuterol, ¿no? (lo de que sea por una "cantidad ínfima" siempre me ha parecido una manipulación de los medios de comunicación, pues lo importante era que el positivo existía).

Ahora bien, ¿por qué estaba el clembuterol en el organismo de Contador? ¿Lo había usado como adelgazante?, ¿como enmascarador de otra sustancia?, ¿provenía de una autotransfusión con sangre que su médico creía limpia (por utilizar métodos o aparatos menos precisos que los del laboratorio que detectó el positivo) y que se le había realizado el día antes de encarar una etapa decisiva? Si he entendido bien, creo que eso es lo que no se ha podido determinar: la razón de la presencia del clembuterol, pero es que ésa no era misión del tribunal, creo yo. Y resulta, además, que si Contador hubiera justificado la presencia de esa sustancia prohibida en su organismo, se le habría otorgado el beneficio de la duda y se le habría impuesto una sanción menor o se le habría absuelto. Pero es que no fue así:

A mí, la analogía con un positivo por alcohol en un control de tráfico me parece totalmente pertinente: a la guardia civil no se le exige demostrar que ese alcohol provenía de dos copas de whisky o de una botella de vino. ¿Por qué iba a tener que demostrar el tribunal que Contador había usado e clembuterol como adelgazante en la pretemporada, por ejemplo? El caso es que el clembuterol estaba en la muestra analizada.

Podría debatirse si para el clembuterol habría que establecer un nivel umbral a partir del que se diera positivo. Pero creo que eso no es lo que se discutía en el tribunal: el positivo era inapelable (aunque a la prensa patria le pareciera lo contrario).

Y a mi entender, es totalmente irrelevante el que la hipótesis más verosímil sea la de la autotransfusión o que sea otra. El caso es que dio positivo, y Contador no supo dar del mismo una razón confesable.

(Y lo más sangrante es que el proceso y su veredicto, pese a lo que intentan hacer creer Contador y la mayoría de los medios españoles, se han demorado tanto debido a los abogados de Contador y a todas las maniobras de dilación que han realizado en este tiempo. Pero ésa es otra historia...)

Abelardo Cuerda Leira dijo...

Pablo, el clembuterol se encuentra en la lista de sustancias prohibidas de la AMA no por los efectos beneficiosos en la actividad deportiva, más bien por los efectos nocivos en la salud de los deportistas. Que se considere una sustancia dopante solo demuestra lo absurdo del esquema de sustancias aceptadas o no aceptadas. La cantidad que para ti no es sustancial para mí sí, eso solo demuestra que existen distintos criterios dependiendo de quién lo mire :-)
Que entre tú y yo, incluso a mí me huele a que algo está "enmascarado" detrás de esa cantidad ínfima o no, de clembuterol, no demuestra qué ni cómo ni cuándo pasó. El clembuterol por si solo no ayuda en nada al deportista, ese es el gran fracaso de la AMA, no encontrar más que eso.
Un saludo.

PD.- Nunca en la vida pensé que iba a tener la lista de sustancias dopantes de la AMA en mi ordenador, Dios mío, espero que nunca me tengan que hacer control anti doping...

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...