miércoles, 29 de julio de 2009

IX Carrera Popular del Arenal, 2009.

Estaba retrasando la redacción de esta entrada y por la tarde he conocido la noticia, un incendio provocado está quemando los paisajes que disfrutamos el sábado, incluso ya se ha cobrado una vida.
El sábado por la mañana cuando llegué a El Arenal, una hora más tarde de lo que tenía previsto, oí en la megafonía del pueblo que recordaban la gran sequía que están padeciendo por esos lares. Luego por la tarde durante la carrera comprobamos las elevadas temperaturas que sufren por allí, eso no puede ayudar mucho a la extinción del fuego.
Desde aquí ánimos a los equipos de extinción de incendios, este verano están currando por toda la piel de toro de lo lindo, mi solidaridad con la gente que ve como esa maravilla de la naturaleza que es el Valle del Tiétar está ardiendo sin poder hacer nada para evitarlo y mis condolencias a la familia del fallecido.
Un año más y ya van tres, me presenté en el Arenal para correr la que ya es una cita fija en mi calendario, es de hecho la cita que cierra la temporada en cuanto a carreras se refiere. La carrera es de manufactura artesanal y familiar, echa por corredores para corredores, sin pretensiones de ser "perfecta" o tener la "Silver road race", ni falta que les hace. La entrega de sus organizadores, el pueblo en la calle apoyando "su carrera", el entorno por donde se corre y que tres de cada cuatro participantes se lleven algún obsequio, la coloca en el top de las mejores carreras que puedes correr, sin ninguna duda.
En esta ocasión ninguna de mis chicas del "d3" me acompañaban... la excusa no sé que de unas Repúblicas Bálticas... el sábado alguien me comento que no existen tales Repúblicas... lo estoy investigando...
Había quedado con Gustavo que nos veríamos sobre las doce en la piscina, más o menos cumplimos el horario y allí se plantó con toda la familia al retortero, los suegros y sus dos Raqueles.
No solo no permitieron que me comiera mi sandwich y mi ensalada "carretilla" en soledad, literalmente me alimentaron y saciaron mi sed con unas "alhambra reserva", muchas gracias familia. Entre medias las chapas de los botellines demostraron no estar en desuso y se convirtieron en un gran aliado de juegos y motivación para que Raquel diera cuenta de una pera.
Una hora antes de la carrera bajamos a la salida donde habíamos quedado con Carlos, Sara y Óscar, los otros tres del "Nunca" que iban a correr esa tarde. Todos puntualmente se encontraban allí. Gran sorpresa, el "churrero" no tenía ninguna excusa para no correr y llegó puntual... ¡por fin aunque sea en la última carrera de la temporada!
Hay que reconocer que el calor era insoportable, en cuanto a mi disposición para la carrera solo arrastraba una molestia en el cuádriceps de la pierna derecha que me tuvo la semana pasada en reposo. Así que mi predisposición era pasar la menor fatiguilla posible y así lo hice.
Al principio de la carrera Óscar apunta que vamos los últimos, cierto, pero Carlos ya le avisa que en breve eso cambiaría, hay un pequeño repecho al salir antes de entrar en un camino de tierra en bajada, ahí ya hemos adelantado a unos cuantos, Carlos se queda con Sara y yo con Óscar avancé un poco más. Entre los que pasamos vemos a Tecolinha y Pedrín, les saludamos y seguimos camino, ahora al principio es relajado ya empezarán las "hostilidades".
Unos pasos por delante una chica tropieza sin caer (que buena), "Ana que nos hacemos daño" le digo, otros dos "clandestinos y punto" que nos encontramos, con Ana va Hita, charlamos un buen tramo, luego vendrá la subida y "Paco con la rebaja".
En la primera cuesta mis músculo "molesto" me hace andar, me pasan Ana e Hita, ya les veré en la meta. Óscar va sufriendo el calor en silencio. Un primer avituallamiento me da la vida y las molestias no son para tanto.
La segunda cuesta se le hace un mundo a Óscar, las altas temperaturas le llevan literalmente "cocido", en lo alto un nuevo avituallamiento que yo no uso y a Óscar no le termina de ayudar. Pero ya empezamos a bajar y nos queda poco para la meta. Parece que poco a poco se va entonando, además oímos el gentío del pueblo recibiendo a los corredores, eso anima a cualquiera.
La entrada en el pueblo es triunfal, la gente aplaude y anima a "cascoporro" eso te lleva en volandas, Ana y Olivia nos saludan, fotografían y graban, también lo hace la familia de Gustavo pero yo ni les vi ¡cachis!
Este año nos han ahorrado unos doscientos metros, se agradece no tener el último repecho, por el juguete 52'45" a un media de 6'18" el kilómetro, lo que esperaba hacer la verdad sea dicha.
Nos reencontramos con los "clandestinos", con Carlos, Sara y Gustavo y dimos debida cuenta de la cerveza, agua y sandía que la organización nos facilita sin "medida". Cae una foto con los clandestinos.
Luego estas cosas que me suelen pasar a mí, si no tengo cerca a mi "Pepito Grillo", terminé marchándome sin despedirme de Ana, Hita, Tecolinha y Pedrín
¡Diossss soy un desastre!
En fin amigos es por estas cosas y otras que tengo de serie, que estoy solo en el mundo, en general tengo tan mala cabeza que dejo a mis parejas olvidadas en las plazas de los pueblos, en una ocasión me encontré con una de ellas a los tres años en el mismo banco donde la dejé...
Un día de fiesta la carrera de El Arenal, repetiré el año que viene, quien sabe lo mismo Ana e Hita siguen estirando en la misma plaza...
Un saludo.

9 comentarios:

SONIA dijo...

Siendo la última carrera de la temporada y veo que la has disfrutado como todas y cada una. Una pena que esa zona sea presa de un incendio voraz, quien sabe si provocado...
Un saludo!!

Beatriz dijo...

Una gran carrera sin duda. Y además este año con muy compañía. Esperemos que los incendios no hagan demasiados estragos y poder seguir disfrutando de esos maravillosos paisajes.
Una pena no haber estado allí mi circuito por Lituania, Letonia y Estonia (la definición como Repúblicas Bálticas efectivamente no es del todo correcta) lo impidió.
Quizá el año que viene...
Besos

Quique dijo...

Hola Abe, yo estuve a punto de ir a esta carrera pero al final se ha caido de mi programación, ya me contarás que tal es y si es tan interesante como parece....

Suerte y sobre todo pasalo bien.

Un saludo
Quique

Saturnino dijo...

¿Terminando la temporada?, pero si ya estamos empezando otra, por Dios.
Acabaré corriendo en El Arenal, me estas incitando a ello; noto en tú crónica que esta carrera es especial para tí.
Enhorabuena a todos los del Nunca correrás solo, buen grupo.
Bienvenida Beatriz.
Un abrazo.

Tecolinha dijo...

jeje, cuando me adelantaste sentí el viento a tu paso, y eso que hacía un calor terrible, pero SE NOTA el curso de montaña eh, jejeje. Por la no-despedida, no te preocupes, son cosas que nos pasan a todos :-))
Besos

Abe dijo...

Sonia al final de una u otra forma se disfruta de las carreras, es provocado seguro y eso da más coraje.
Beatriz, el año que viene si los astros se conjugan favorablemente estarás allí, seguro ;D
Quique, merece la pena acercarse a correrla cuando menos una vez, si se sigue manteniendo tal cual es una muy buena opción.
Saturnino, es verdad no terminamos y ya empezamos... ¡esto es un sinvivir! en fin es lo que nos va que le vamos a hacer. El día que la corrás verás como merece la pena ;D
¡Qué exagerada Tecolinha! je je je, el truco es que en bajada mi peso ayuda mucho, los más ligeros lo pasais peor.
Un saludo a tod@s.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

No te preocupes por lo de la despedida, que no pasa nada, al final con todo el follón de los premios y el sorteo nos dispersamos mucho. Me alegro de que tus molestias no te dieran más guerra, recupérate bien!!

Fue un placer verte por allí, un saludo!

Ana dijo...

Jajaja, no me acordaba del tropezón, qué bueno tú. Es tristísimo lo del incendio, la verdad es con ese calor y esa frondosidad lo pensé, qué fácil sería un incendio aquí, y a la semana siguiente... maldito sea mi gafe.

Digo lo que los demás, lo importante fue que nos viéramos y echáramos el ratillo, luego fue todo un mogollón y es normal que no nos despidiéramos.

¿Vienes este año al Edwards? Es el 20 de septiembre.

Abe dijo...

Ana seguramente me pasaré por la Edwards todo depende de un cuadre de agenda del que estoy pendiente, es lo que nos pasa a los que tenemos tantos acontecimientos que cubrir ¡ja ja ja ja ja!
Seguro que nos vemos más veces.
Un beso.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...