miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sábado en Granada

Después de un madrugón de aúpa, cogimos el autocar a las 6:30 rumbo a Granada. Como os podéis imaginar la mayor parte del trayecto la pasé durmiendo. A las 12:30 llegamos al hotel que no estaba en la misma Granada sino en Peligros, a unos 5 Km. Enseguida comimos porque a las 14:30 teníamos hora para visitar la Alhambra y el Generalife. Esto es lo que se ve cuando llegas al Generalife.
La Alhambra es un recinto extensísimo en el que se encuentran ubicadas una serie de edificaciones, siendo la más representativa la de los Palacios Nazaríes (donde se encuentra el famoso Patio de los Leones). Las otras son: el Palacio de Carlos V, la Alcazaba que es un recinto militar fortificado (en esta ocasión no hubo tiempo de visitarla), la Rauda o cementerio real, la Medina que era la zona donde vivían las personas al servicio de la realeza y el Generalife, que era el palacio de verano.

La visita guiada comenzó por el Palacio de Carlos V. Es un edificio renacentista magnífico, aunque cuando piensas que está metido a capón junto a los Palacios Nazaríes y que para su construcción se destruyeron en parte, te acuerdas de toda la familia de Carlos V (de la de España y de la de Alemania) y la impresión que te queda es que es un pastiche que no pega ni con cola donde lo han puesto. Encima, el edificio quedó a medias. Menos mal que por lo menos ahora en sus salas hay exposiciones. Una pena.

A continuación pasamos a los Palacios Nazaríes que, sin ninguna duda, es la parte más impresionante de la Alhambra. Parece mentira que haya sobrevivido a décadas de abandono sin deteriorarse más. Es un conjunto de tres palacios, con sus respectivos patios con fuentes (como no podía ser de otro modo tratándose de arquitectura árabe). La decoración de las paredes y los techos es maravillosa. Como por mucho que diga no será suficiente para describirlos, aquí tenéis unas fotillos que seguro os gustan más. Ésta es del Patio de los Leones:

La pena es que la fuente que da nombre al patio está sin leones y cubierta con un estructura de madera y cristal donde, por lo visto, están restaurando in situ el vaso de la fuente. Pero bueno, yo soy de las afortunadas que en su momento vieron el patio en todo su esplendor.

Aquí os dejo otros detalles que espero que os gusten:


La visita continuó en el Generalife, pasando previamente por la Medina. El Generalife lo utilizaban en verano porque, al estar orientado al norte, era el sitio más fresco. Los surtidores de las fuentes no son de la época, sino del siglo XIX.

Los jardines del Generalife son preciosos... en primavera, ahora estaban un poco pachuchos los pobres, aunque alguna rosa todavía sobrevivía.

El resto de la tarde lo pasamos por el Albaicín y el centro de Granada. Vino un guía con nosotros que además de llevarnos por las callecitas estrechas y empinadas (¿es que no tuve bastante con Oporto?) nos iba contando la historia del lugar. La pena es que ya era de noche y no merecía la pena hacer fotos. Como no podía ser de otra manera estuvimos en el Mirador de San Nicolás. ¡¡Qué agobio!! Peor que el metro en hora punta. Pero la vista de la Alhambra desde allí sigue dejando sin palabras. Ya lo dijo Clinton, el atardecer más bonito del mundo. Luego fuimos bajando hacia la zona de la Catedral y la Alcaicería, donde están todas las tiendas típicas.
Las visitas guiadas son interesantes y te hacen fijarte en cosas que si hubieras ido solo te hubieran pasado desapercibidas. Pero claro, no eres tú quién marca el ritmo y eso a veces es un poco molesto. En este caso, como no era la primera vez que iba, no me importó demasiado, pero para quien no conociera Granada antes le debieron quedar muchas ganas de volver tranquilamente.
Agotados de tanto paseo llegamos al hotel. Es un sitio familiar y todo se lo comen y se lo guisan ellos. Después de la cena, el tipo de recepción (que también era el gerente) se puso a los teclados, su mujer a cantar y el camarero (que era el hijo del dueño) a tocar la guitarra y a cantar. Así como lo leéis. Nos quedamos alucinados. El otro hijo que también nos había servido la cena, se puso a poner copas. Vamos, una juerga en toca regla. Creo que duró hasta las tantas porque tenían repertorio para rato y mucho más actualizado que algunas orquestas profesionales. Yo a las doce me retiré como Cenicienta (sin perder ningún zapato), que al día siguiente teníamos ruta por la Alpujarra.
Ya os contaré.

15 comentarios:

Sonia dijo...

Bellísimo!!
Un saludo!

Abe dijo...

Las fotos muy bonitas, a mí particularmente creo que me va a gustar más lo de la Alpujarra, que la desconozco o al menos no recuerdo haber estado por allí.
La Alhambra la tengo muy vista y siendo sincero, ya no me embarga la emoción al visionarla.
Un saludo.

Beatriz dijo...

A mí no me pasa lo mismo. Sigo pensando que la Alhambra es una joya y por más veces que la vea no va a gustarme menos. Creo que las obras maestras lo son precisamente por eso, no te cansas de contemplarlas.
La Alpujarra, a otro nivel, es también fantástica. Y sí, seguro que te encanta.
Besitos.

rlfox dijo...

La leche.
Mientras que te mecías por la cultura, cuesta arriba, cuesta más arriba, yo cogiendo los virus que me inoculo mi chica como vacuna y que se han transformado en constipado en toda regla, aparte de currar y de niñero tope top ten.
Decirte que no es una zona que me privase, ni de nano allá por el 77, ni de mayor allá por el 90 cuando pase en un arrebato cultural de los que tanto presumo y tanto dolor de cabeza me da. Como que no siento nada.
Dicho esto, no dejo de luchar por decirme lo bello que es todo su conjunto, aun con remiendos a través de los siglos. Pero es más una lucha que un espontaneo: ¡me gusta!
Me siento más cerca de la belleza en un paisaje del norte prerrománico.
Como decía el poeta, contra gusto no hay disputas.
XXXX
PD: Las 4 X significan los cuatro besos que arreo a las chicas de mi familia, que como vistes les propine a 2 de las que conociste el sábado aquel con Abe y que te prometo que no son fans y si, son nuestras queridas sisters –palabrita del niño Jesús-.

superop dijo...

Pues totalmente de acuerdo contigo, Beatriz, en lo de el Carlitos metiendo con vaselina un pegote en plena Alhambra... Yo no creo que llegue a entrar nunca dentro de esa aberración, sobre todo cuando vas contemplando la magia del paisaje y del agua y te encuentras con "eso"...

Ah, un crimen lo de que el Cristo del Corcovado sea "maravilla del mundo", en vez de la Alhambra... yo he visto los dos y la verdad, es que no hay por dónde comparar...

Abe, ¿NO CONOCES LA ALPUJARRA? Pues con la pinta de hyppie trasnochado que me llevas, pegarías perfectamente en Pampaneira vendiendo marionetas, por ejemplo...

Última recomendación: el libro "Entre limones", de Chris Stewart, un inglés que le dio por irse a vivir a la Alpujarra... Desenfadado, divertido y ameno...

¡Saludos!

Saturnino dijo...

Creo que el entorno de la Alambra es bonito, al igual que muchos de los monumentos que tenemos desperdigados por la geografía española, sobre todo los que se salen un poco de lo común, por ejemplo los que cita rlfox como “de la belleza en un paisaje del norte prerrománico”.
Lo del hotel de típica película de José Luís López Vázquez.
Saludos.

Beatriz dijo...

Que me guste la Alhambra no implica exclusividad, ya sé que afortunadamente tenemos un montón de sitios estupendos sin tener que irnos muy lejos. Pero esta vez tocaba Granada...
Rlfox: Espero que recuperándote de tus virus.
Superop: Había oído hablar del libro. Sin duda ahora me apetece más leerlo. No veas las ganas que me dieron de hacerme hippie yo también y ponerme a hacer jarapas para ganarme la vida. Seguro que allí las palabras estrés y hora punta han desaparecido de su vocabulario. ¡Qué envidia! Sana, por supuesto.
Besitos.

Ana dijo...

Hace años que estuve en Granada, tu relato me ha hecho revivir momentos en la Alhambra, punto por punto.

También me ha recordado lo fácil que es que se monte una juerga allá por Andalucía ;-)

Abe dijo...

Super, casi aciertas con lo de hippie trasnochado, el look que quiero conseguir se acerca más a "estrella del rock decadente" ;D
Beatriz, sabemos que tus gustos no tienen exclusividad, tenemos esa suerte los que te conocemos.
Rlfox... hermano me preocupa "el prerrománico" ¿? tiene que ver la edad ¿? !!!dime que no¡¡¡ :P
Saturnino, te veo cinéfilo... ten cuidado con los derechos de autor ;D
Ana, las juergas y Andalucía, son intrínsecas, mi amigo Pablo es una evidencia con pocos mimbres hace un cesto.
Un saludo.

rlfox dijo...

Saturnino: Se nota que te va la marcha.
Beatriz: Toi malito y tengo mocos hasta en el cerebro. Por eso en vez de pensamientos tengo flemamientos, de color beige de momento
Abe: Macho, si, es la pura edad. Quizás las líneas, quizás el gótico fue en épocas de paso.
XXXX

rlfox dijo...

se me olvidaba.
Super: La has cagao.
Le he pedido a Anastasia (mi colega de sicilia) que te prepare el tema y que como siempre parezca un accidente.
A mi brother ni mentarlo, fale?
++++

Abe dijo...

¡¡¡DIOSSSSSSSSSSSSSS!!!
¡¡¡AL SUPERRRRRRR NOOOOOOOOOOO!!!
Se puede meter con mi "look" todo lo que quiera, si lo "eliminan" ¿quién me va a solventar los problemas técnicos?
Un saludo.

superop dijo...

rlfox, por lo menos que Anastasia sea con anestesia, que sufro menos...

No, si en el fondo el tema de las pintas de tu hermano es pura envidia... porque yo estoy pillando el look a lo Constantino Romero, que ya ves tú a donde voy con esa "presencia"... ;)

Anónimo dijo...

Osheeeeeeeee a mi me va!
Me pone!

besiños

rlfox dijo...

Bien, llegado a este punto, Anastasia que esta mas buena que el pan, no hara lo que le pedi, por eso a cambio se te tirara con anestesia.
Siento que no sientas.
Salu2

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...