lunes, 17 de marzo de 2008

Escalando en "La Pedri"

Visto que Abe ha tenido un finde complicado y no ha tenido tiempo de contar nada, en vez de darle la paliza para que escriba en el blog, voy a predicar con el ejemplo, a ver si el resto de "colaboradores" también se anima.
Pues sí, como digo en el título, este sábado tocó un nuevo encuentro del G5 Vertical (apellido que pusimos las chicas en la salida anterior, de la que Abe no ha hablado aún). El lugar elegido fue el Rompeolas en la Pedriza, el sitio exacto ya lo puntualizará Fernando porque yo no me acuerdo. El caso es que este sector está plagado de vías accesibles para los novatos como nosotros y, después del chasco del último día en el Pontón de la Oliva, la verdad es que todos acabamos muy contentos con nuestros progresos. Comenzamos con una caminata importante, entramos en calor rapidito y disfrutamos de la compañía de unas cabritas que estaban la mar de monas tomando el sol en las rocas. A pesar del aire que de vez en cuando se levantaba, tuvimos suerte con el tiempo. Después de un minidescanso y reposición de fuerzas a base de chocolate (¡¡qué sacrificios hay que hacer para estar en forma!!) comenzamos a escalar. Fernando y Luis eligieron una vía de dos largos. Nosotros tres, de momento y hasta que nos hagamos con el material necesario (¿es que no vamos a acabar nunca?), nos conformamos con terminar las de un largo. Empezamos por un IV, subió Abe de primero y yo le aseguraba. Hubo momentos de tensión (¿qué seria de nosotros sin eso?) porque ni le veía ni le oía por culpa del viento. Gracias a un mosquetón que le prestó Fernando pudo montar la reunión y bajar sin mayores problemas que un poco de "acoso" a la aseguradora. Llegó mi turno y tras unos pequeños momentos de bloqueo, fui capaz de llegar a la reunión, desmontarla y bajar, con un poco de dificultad al principio y bastante mejor al final. Entonces fue Laura la que se atrevió a subir la misma vía de primera. Se atrevió y lo consiguió, es una machine la tía. Todos estos grandes momentos han quedado para la posteridad gracias a la cámara de Abe, que en algún momento de esta Semana Santa será capaz de colgarlos para que los podamos disfrutar. A continuación fuimos a por un V y lo mismo Abe de primero, luego yo de segunda y de nuevo Laura de primera. Entre la subida de Abe y la mía, merecido descanso para reponer fuerzas. Por último, subimos un IV+, esta vez sólo Abe y yo porque Laurita tenía demasiado frío y además llegaba la hora de emprender la caminata de bajada, para llegar al coche antes de que se hiciera de noche. Lo que hicieron Fernando y Luis tendrán que contarlo ellos con más detalle, porque tengo que reconocer que no pude estar muy atenta (enseguida desaparecían de nuestra vista). A pesar de que el tipo de escalada es muy distinto en la Pedriza y en Patones (que es la que se nos atraganta), el "éxito" del sábado nos tiene que animar para seguir, por lo menos, intentándolo. La bajada a Manzanares, se nos hizo mucho más larga que la subida de por la mañana, sería por el cansancio acumulado.... Para terminar el día "como Dios manda", dimos buena cuenta de unas cervecitas con limón, que había que recuperar las sales minerales perdidas, je, je, je. El caso es que, no sé los demás, pero yo estoy deseando repetir.
Muchas gracias Luis por la uña que me regalaste, seguro que en el futuro me sacará de algún apuro en algún momento complicado.
Próxima salida del G5 Vertical prevista para el último fin de semana de abril. Ya os contaremos.

2 comentarios:

Abelardo Cuerda Leira dijo...

Pues si, es verdad que el fin de semana ha sido algo mas duro de lo esperado, el domingo lo remate con una media maratón que aunque no iba a hacer marca ni nada por el estilo 21 kilómetros te atizan siempre bien.
Tengo pendiente dar de alta a los que quedan del G5 en el blog y lo haré esta noche, y lo de la anterior cita del G5 ¿de verdad que tenemos que hablar de ella? Ji ji ji ji.
Un saludo.

superop dijo...

¡PERO MIRA QUE HACÉIS COSAS PELIGROSAS, LEÑE!
Fuera de cachondeo, me dáis envidia de la buena... eso de escalar a mí siempre me ha superado. Aquí donde me veis, tengo un poquito de vértigo y en cuanto me subo a un peñasco un poco alto, pues que ahí me quedo... ¿Curioso, verdad?
Saludicos...

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...