domingo, 13 de mayo de 2012

Gracias a tus malos padres…



Hola gente,

Aprovechando que Abe nos está dando una tregua en sus artículos de actualidad, me cuelo entre sus opiniones (las cuales comparto, dicho sea de paso), y me permito hablaros de un libro.
Supongo que todos conocéis a Richard Bach, autor de “Juan Salvador Gaviota”… Es el autor de éste también.
En este caso, el libro me encontró a mí. Andaba yo buscando otra cosa en Google, y apareció ante mis ojos, como por arte de magia… Ni siquiera sabía que lo había publicado, y eso que de este autor tengo prácticamente todo…
El título es “Gracias a tus malos padres – Lecciones de una infancia difícil”.
Normalmente, cuando se habla de nuestros padres, se habla de las regañinas, los pescozones, los castigos… cosas que ya despojadas del halo de “dioses” con que se suelen investir a nuestros ancestros una vez que ya somos adultos, recordamos con nostalgia, con cariño, con una mirada en la que solemos vernos como los traviesos que en el fondo merecíamos dicha reprimenda…

Pero no siempre las cosas son así.
A veces los padres son unos tiranos reales, unos déspotas egoístas a los que la llegada de un hijo ha alterado su paz.
Y sus castigos, sus reproches, no son merecidos por los retoños. Son una forma (otra más), de descargar su ira, su ineptitud para educar, su molestia porque existes.
Y este libro habla de, precisamente, ese reducto de hijos que a pesar de todo, siguieron su camino y se convirtieron en adultos. De los maltratados que aprendieron que ese NO es el camino, y se niegan a maltratar, con conocimiento de causa.
De los que aprendieron de sus malos padres.
Y lo mejor de todo, la enseñanza profunda, es que no hay por qué odiar a esos padres. De hecho, hay motivos para darles GRACIAS.
El libro es breve. Las páginas vienen sin numeración, y en cada una hay una frase, sólo una, de agradecimiento. Gran cantidad de fotos llenan las páginas también.
Para que os hagáis una idea, se puede leer de corrido en una media hora.
Yo tardé tres días. Me daba miedo pasar cada página.

4 comentarios:

Manuel Tintoré Maluquer dijo...

Juan Salvador Gaviota, a pesar de que hace ya muchos años que lo leí me sigue reportando muy buenas sensaciones; tomo nota de tu información y Gracias a tus malos padres será mi próxima lectura, seguro, un saludo.

Alioth dijo...

Sí, yo también lo leeré y por lo que cuentas también me parece un buen regalo...

superop dijo...

Hola Manuel,
Si te gustó "Juan Salvador Gaviota", tienes que leerte "Ilusiones", del mismo autor... Para mí, lo complementa e incluso supera.
La pega es que ese libro está complicado de encontrar, está descatalogado... Quizá en librerías de segunda mano...
Recomendable, totalmente recomendable.

Un saludo.

Abelardo Cuerda Leira dijo...

¡¡Aaayyyyy Super!! Qué de Ricardito Bach eressssssssssss ;-)
Yo creo firmemente en eso de que lo que no mata engorda, llevo muchos años sin comer a diario el menú de mi madre... En serio todo depende de cómo se tenga la cabeza, incluso las experiencias más negativas pueden influir más que positivamente en tu trayectoria personal. Piensa en aquellos que fueron ahorcados y aún así no ahorcaron jamás a nadie... Bueno de momento... ¿No tendrás una soga en casa verdad? ;-)
Un saludo!!!!

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...