viernes, 4 de febrero de 2011

12ª Media Maratón Ciudad de Getafe

El pasado domingo corrimos la Media de Getafe, una de las clásicas de nuestro calendario. Es uno de esos hitos en los que nos juntamos unos cuantos del Nunca Correrás Solo, en lo que se refiere al aspecto deportivo suele darnos más de una alegría y dejarnos buen sabor de boca. En cuanto al aspecto organizativo de la prueba suele ser una lotería, en esta ocasión el desastre del ropero al finalizar la carrera es para mear y no echar gota...

Una explicación
Estamos a jueves y aún no he terminado de escribir esta entrada, todo se debe a una serie de circunstancias que uno a veces no pude controlar, un problema técnico con mi monitor, que se empeña en irse a dormir cuando le viene bien y sin previo aviso me deja a oscuras, tendré que pensar en jubilarlo pero ahora no entraba en mis planes ¡grrrrr!. El domingo y el lunes fueron días perdidos en otros menesteres, el martes tocaba entrenamiento y a pesar de la caña que me dieron y de ser ese día fundamental para los siguientes acontecimientos aún así empecé a escribirla, pero no duré mucho... El miércoles me levanté con la garganta fastidiada, en la noche anterior me llevaron con la boca abierta la mayor parte del tiempo y el aire frío de Paracuellos me dejo tocado, por la noche había quedado con "M" y no me podía parar a pensar en la entrada, la maldita garganta me la estaba jugando... El jueves por la mañana, fiebre y unas placas en las amígdalas me postraron en la cama, donde sigo a día de hoy aunque me he levantado para terminar lo empezado y conectarme con el mundo exterior. Así que esta tarde me recetarán medicinas y podré dejar las que yo mismo me he suministrado, a ver si os vais a creer que solo los atletas de élite tienen botiquín en casa...

Continuamos con la entrada
Voy a Getafe acompañado por Juan Carlos con el que después de un largo periodo de ausencias mutuas me he vuelto a reencontrar. Habíamos quedado con el resto del personal a las 9:30 en la recogida de dorsales. Allí tengo el primer contratiempo, mi dorsal no está... Cómo es eso posible ni idea, me dan uno distinto, el número 25 ¡toma ya! dorsal de keniata... Coincidimos allí con los compañeros de León: Amador nuestro galgo, Lorenzo que algún mordisco da también, Saturnino que miraba con recelo al de los espárragos y Sonia nuestra campeona del Nunca que está en plena metamorfosis... Del lado madrileño: Ángel el de los espárragos y el "estoy fatal", Jaime que venía con un tirón en la espalda y yo que no tenía ni idea de cómo estaba. El antes citado Juan Carlos que empieza a encontrarse y uno de los miembros del Holding Hermanos Sánchez, Carlos que debutaba en Media Maratón. El tiempo nos respeto, buena temperatura nada de viento y cielo despejado en todo el recorrido, tras un trote de calentamiento y unos pocos estiramientos nos vamos colocando en la línea de salida, cada cual en su puesto teórico que ya la carrera te terminará de poner en tu sitio.

La carrera
Para los que no conozcáis la Media de Getafe, os diré que el recorrido es a dos vueltas. Con inicio en los aledaños del Polideportivo Juan de la Cierva, lugar que nos trae gratos recuerdos, y el final en las pistas del Polideportivo. Así las cosas pasas hasta cuatro veces por las inmediaciones de Polideportivo, lo que sirve sobre todo para que las personas que te van a animar lo puedan hacer en distintos kilómetros sin tener que moverse. A nuestros nunca suficientemente reconocidos acompañantes les facilita las cosas, Ángeles, Ángelillo y Esther, muchas gracias por estar ahí siempre. El perfil de la carrera es de los más llanos que te puedas encontrar, desde luego en Madrid no he conocido otro igual en cuanto a Media Maratón se refiere. El paso por la zona peatonal del centro de la ciudad es quizás lo más vistoso, el resto es bastante soso, pero no te da mucho tiempo a pensar en ello.

Mi carrera
Las sensaciones de la vuelta a los entrenamientos no me daban pistas sobre como iba a andar en la Media, así las cosas me puse al principio con Sonia que me comentó cual iba a ser su abanico de ritmos y me pareció que podía acoplarme. Acoplarse se nos acopló Carlos que ya os había comentado iba a debutar en Media, pasado el primer kilómetro y medio veo que las piernas me piden un poco más de alegría y a la francesa antes del kilómetro dos a la altura de la Plaza de Toros dejo a Sonia. Pasado el kilómetro dos y en la recta más fea del recorrido diviso a Jaime por delante, me marco el objetivo de alcanzarle para ver si soy capaz de aguantarle el ritmo. Le alcanzo sobre el kilómetro cuatro, ya iremos juntos hasta poco más del kilómetro dieciocho.

Fotografía cortesía de Ángeles, nuestra reportera oficial

Vamos cubriendo kilómetros a un ritmo aceptable con una media de 5'16", hasta que pasado el kilómetro dieciocho siento que me he quedado vacío y no puedo seguir con ese ritmo se lo cuento y le digo que tire para delante sin mí, yo el resto de la carrera llevo un ritmo de 5'35" no soy capaz de sacarme más. Entro en meta con una hora cincuenta y dos minutos y dieciséis segundos. Jaime entro con un par de minutos de ventaja. Teniendo en cuenta que el año pasado hice una hora cuarenta y ocho no debería estar muy contento con mi marca, pero viendo las fotos de este año y del anterior salta a la vista cual es el problema, el peso, en enero pasado tenía unos cuantos kilos menos y eso se nota no hay duda. Encima estoy perdiendo la "apuesta" con Amador, aunque él con deportividad me la haya prolongado por más tiempo...
Al ir a recoger nuestra ropa nos encontramos con el mayor caos de ropero que haya visto en mucho tiempo, yo tengo mala memoria, alguien me dijo que no era la primera vez que pasaba eso en Getafe. No había nadie repartiendo las mochilas, tenías que buscarte tú la vida y más de una cara de susto por no encontrar sus cosas llevaba la gente, realmente demencial lo de la organización de la Media, se lo tenían que mirar de verdad...
En definitivas cuentas un fin de semana de reunión con la gente del Nunca, corriendo con buen tiempo y viendo como va cada quien alcanzando su puesta a punto para sus distintos retos y objetivos, una gozada total, este fin de semana que ahora empieza va a ser completamente distinto por culpa de mis amígdalas...
Un saludo.

2 comentarios:

Korrecaminos dijo...

Por lo que veo buena carrera a pesar de esos "kilillos", a seguir disfrutando de esas carreras Abe.

Un saludo.

superop dijo...

Pues mira, al final, ni chiri, ni miri, ni chirimiri...

Bueno, pues me alegro, si no, tus amígdalas te habrían pasado factura antes... ¡tú que las tienes! no sufriste esa tortura usual de los tiempos del bajito del bigote, que te las quitaban medio a lo vivo... todavía recuerdo ese día...

Un abrazo, campeón...

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...