lunes, 19 de abril de 2010

Yes we want

En los últimos días en Madrid estamos "disfrutando" de una nueva campaña publicitaria de los que gobiernan nuestra Comunidad Autónoma, es increíble lo que les gusta salir en los medios de comunicación dando bombo y platillo a sus supuestos logros o a las maravillosas (según ellos) bondades de lo que nos ofrecen a los madrileños...
En tiempos de crisis en los que no nos cansamos (o sí) de ver a nuestra presidenta diciendo que hay que controlar el gasto público (debe ser solo el del Estado), ella sigue erre que erre malgastando nuestro dinero para publicitar sus cosas. Y encima lo hace burdamente como no cabría esperar de otra forma.
La campaña en cuestión es para promocionar los supuestos colegios públicos bilingües de la Comunidad de Madrid, supuestos tanto por lo de públicos como por lo de bilingües. El lema elegido es "Yes, we want"
El primer día solo reparé en que entendía perfectamente la frase, vamos tal cual respondería yo a la pregunta ¿Queréis estudiar en un colegio bilingüe?, Yes, we want. Vamos una construcción intachable, yo la entiendo perfectamente, claro que mi nivel de inglés es por decirlo suavemente inexistente. Ya sabéis cómo es el ego, me sentí genial, "después de todo no debe ser tan malo mi inglés."
El segundo día después de mi subidón de autoestima por el dominio de un idioma no materno, me fijé en la burda imitación del lema de la campaña electoral de Obama, el famoso "Yes, we cant". Pero me relajé pensando "al menos debe ser una campaña barata, claro hay que reducir gastos."

Dos cartas en "20 minutos" me abren los ojos
Estoy últimamente sin lectura en forma de libros que llevarme a los ojos en mis trayectos por el metro madrileño, viene en camino una remesa nueva para suplir esa falta. De ese modo en el viaje de ida al trabajo la lectura del "20 minutos" es lo que toca. Yo que sigo al pie de la letra la máxima de mi padre "los periódicos solo dicen dos verdades y están siempre en la portada", lo leo con toda la cautela posible. Lo que más me gusta es leer las cartas de los lectores, ves opiniones para todos los gustos y la mayor parte de las veces me divierten mucho.
El viernes una carta lejos de divertirme me cabreó y mucho. Fue la de Raúl Rodríguez Mateos, cuyo título comparte esta entrada. En ella Raúl habla de dos cosas principalmente, la poca imaginación del lema y el precio de la Campaña exactamente 1.800.000 euros. Ponía dos ejemplos para que comparáramos el coste de la misma. Comparado con el presupuesto total que se emplea en el programa del bilingüismo publicitado, supone el 18% del mismo. Comparado con la construcción de un aulario de seis unidades de Primaria en Getafe ha costado 800.000 euros más... Un despilfarro inaceptable.
Pero llegó la segunda carta que terminó de cabrearme, la de Silvia López Álvarez, ella habla de la vergüenza que le hace pasar leer la frase de marras, se indigna pensando que en realidad es eso lo que les van a enseñar a los niños madrileños, hablar mal en Inglés y a escribirlo peor...
Silvia, arremete contra "la construcción de la frase" elegida como lema de la campaña, es incorrecta y debería ser "Yes, we want to something."

Más cabreado que una mona, voy a mis fuentes
Nada mejor para empezar un viernes que una bajada de la autoestima brutal, mi nivel de Inglés sigue siendo inexistente y mi ingenuidad al pensar que sería una campaña barata no tiene desperdicio.
Así las cosas le pregunto a Beatriz. Ella habla y escribe Inglés con mucha soltura, aparte de Francés, es trilingüe. No necesitaron ni ella, ni Laura, ni sus padres que nadie se gastara nada de nada en publicidad para estudiar y bien idiomas. El trabajo de Beatriz no la permite explayarse en explicaciones. Pero apuesta por una construcción más correcta "Yes, we want to."
Mi segunda fuente es Alioth, australiana de nacimiento y por tanto bilingüe al tener lengua materna y otra de origen al mismo tiempo, os transcribo su opinión acerca del tema, tuvo también un viernes complicado en el trabajo pero aún así pudo explicármelo:

"Yes, we can" Es correcto, Está escrito como una contestación a una pregunta de los electores. ¿Puedes? Can you...? Contestando, "Sí, podemos." Por eso es lo de "Yes, we can" como campaña publicitaria.
Si la Comunidad de Madrid quiere hacer lo mismo, digo yo que también debería ser una contestación a los padres y alumnos. La pregunta en Inglés sobre si quieren educación bilingüe sería:
Do you want bilingual schools? o Do you want bilingual teaching at schools? Llevaría la contestación:
"Yes, we do" Sí, queremos o "Yes, we do want... bilingual schools" Sí, queremos colegios bilingües, es decir la frase correcta.
Want (querer, desear) necesita el do al comienzo de la frase para realizar la pregunta, no puede ir solo. Por tanto el do debe aparecer en la contestación, o bien solo o bien delante del want. En cambio, can (poder), va al comienzo de la frase y puede ir solo, al igual que do.
"Yes, we want" desde el punto de vista inglés de UK como digo, es incorrecto, pero nada raro en el inglés americano. Son capaces de decir eso y cosas peores. He visto las campañas de las que hablas y hacen daño a la vista.
Así que si quieren hablar tan mal como los americanos, podemos decir que la campaña es correcta. Pero si quieren mostrar calidad en la enseñanza del inglés, yo habría dicho "Yes, we do."

Mis conclusiones
Gracias, a mis fuentes y a los dos lectores de "20 minutos" por abrirme los ojos. No podía ser de otra manera mi inglés es francamente malo y por las mañanas cuando voy a trabajar no tengo todos mis "sentidos" despiertos.
Al margen de si la elección del lema de la campaña de la Comunidad de Madrid, es incorrecta gramaticalmente hablando o si se trata de un "simple y burdo" guiño al lema de Obama, más o menos ocurrente. Lo que a mí particularmente me indigna es el "gasto" desmedido de esta campaña publicitaria, seguramente las habrá más caras no me cabe ninguna duda. Los padres de los niños madrileños no necesitan estas campañas para "apuntar" a sus hijos a escuelas públicas bilingües, en realidad no les ayudan en nada de nada. Si tienes suerte y en tu distrito hay unos de estos colegios podrás intentar matricular a tus hijos en él. Pero intentarlo no te da la seguridad de conseguirlo, no hay suficientes colegios bilingües para todos los niños madrileños. Me pregunto si ahorrándose 1.800.000 euros, cuántos colegios podría la Consejería de Educación reconvertir a bilingües... Aunque la respuesta fuera uno solo, ese dinero ya habría estado sin ninguna duda mejor empleado. Y total para darse publicidad ya tienen Telemadrid ¿no?
Un saludo.

8 comentarios:

EFESOR dijo...

al leerlo a mi me faltaba el "to", sin llegar a las conclusiones de tu amiga, siempre se debería escribir "we want to" pero claro, con la confirmación delante, se responde a una pregunta con we do.
qué pena de dinero malgastado... y tan mal gastado quedará!

Tecolinha dijo...

Pues si con "sólo" esto que comentas te cabreas, no investigues sobre la forma de "habilitar" al profesorado de los colegios de primaria, ni sobre cómo se está llevando a cabo el "uso" de los "auxiliares de conversación", ni qué formación se pide al profesorado para impartir sus asignaturas en inglés... hablo de los centros públicos, claro, porque de los concertados creo que es mejor ni hablar...

superop dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Saturnino dijo...

Empiezo a pensar que viajar en metro no te sienta bien, jeje; de temas en los que estan metidos los políticos es mejor no savber, son los reyes del engaño.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Abe has conseguido hundirme el ego a mi también. Te parecerá bonito ¿no?. A mi lo que realmente me fastidia es la manía de la derecha de apropiarse de las proclamas de la izquierda.Recordad el "pasalo".

Javi "Caótico"

superop dijo...

Pues piensa que la cifra de 1,8 M€ (así es como les gusta ponerlo a los economistas pijos) probablemente esté maquillada, y falten gastos de representación, cenas, viajes, encuentros... vamos, lo que falta para el "2"...

Otra cosa... ¿No tienes nada que leer, dices? ¿Te has acabado el tocho de libros de Merlín que te dejó Alioth?
Pues eres mi héroe...

Eso sí, ahora podemos dejarte alguno en inglés... de verdad... yes, we can...

Alioth dijo...

Si nos ponemos a analizar lo que es la publicidad otro eslogan o slogan publicitario que supuso un impacto gramatical fue uno de adidas, el de: “Imposible is nothing”.

Pero los publicistas deben enfocarse en su público objetivo, es decir, a quien va dirigido y qué imagen quieren comunicar.
En el caso de adidas está claro que su público objetivo son deportistas y jóvenes. Quizás quisieron parecer más americanos y más desenfadados con ese eslogan. Y lo consiguieron porque la frase impactó por parecer incorrecta, aunque cierto es que se presta a varios análisis. (De los que Shakespeare no estaría de acuerdo, para que decir otra cosa).

Pero aquí estamos hablando de educación y cultura, el público objetivo aquí son las familias. Por eso hace más daño a la vista, aunque no se qué duele más si el eslogan de marras o el pastuzo que ha costado.
Aquí el impacto que ha generado no es positivo, sino insultante.

Esto se merece, como poco, que le reina de Inglaterra le retire a la Espe el título de Dama del Imperio Británico.

SONIA dijo...

Reconozco que este finde me quedé un poco sorprendida cuando en mi camino a Madrid contemplé en una valla publicitaria este slogan, sobre todo porque me sonó bastante mal. Desde luego comparto tu indignación al enterarte del costo de la misma, porque es lamentable lo mal que pueden hacer las cosas los políticos...

Un abrazo!

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...