jueves, 7 de enero de 2010

Pantaleón y las visitadoras

Hoy he terminado de leer esta novela de Mario Vargas Llosa, hasta la fecha nunca había leído ninguna de este autor. Hace no mucho tiempo Ana me había recomendado que leyera alguna de sus novelas y especialmente ésta. Una de las costumbres de nuestras "CCC" es el intercambio de libros y otros asuntos en el ágape posterior. En la última encima de la mesa apareció este libro, yo que no puedo decir que mi cerebro funcione siempre lo vi, recordé que tenía que leer algo de Vargas Llosa y lo cogí. Después en casa recordé quien me lo había recomendado y curiosamente lo tenía ya en mi poder. En la próxima "CCC" lo liberaré y pondré uno más en circulación.
Tengo que agradecer a Ana que me lo recomendara en su día y la suerte de encontrármelo aquel día de la "CCC". Me ha gustado mucho, leo en el metro y la gente me miraba cuando no podía evitar que se escapara alguna risa. Hoy me apetece hablaros del libro.
No voy a entrar en muchos detalles acerca del hilo argumental de la novela, os invito a los que no la conozcáis a que la leáis. A los que ya la han leído os recomendaría una nueva lectura de la misma, aunque reconozco que es una osadía por mi parte dar por hecho que volváis a querer hacerlo.
El personaje central es un Capitán del ejército Peruano al que le encargan una singular misión en la selva Amazónica del Perú, Pantaleón es una de esas personas cuyo estricto sentido del deber rigen toda su vida. Al mismo tiempo es un hombre meticuloso y que se deja la piel para conseguir sus objetivos. Todo esto llevado al extremo hacen de él su propia víctima, víctima de su obsesión por cumplir las ordenes recibidas con la mayor eficiencia posible. Le he cogido cariño al bueno de Panta, pienso que a otros les causará otros sentimientos como la lástima. No os contaré más sobre él, descubrirlo si no lo hicisteis antes.
En cuanto a la novela os diré que para mi gusto está escrita casi a la perfección, la descripción de los distintos personajes es muy precisa sin abrumar a datos. Es muy fácil tener una visión de ellos al poco de leer el libro. Una fina ironía conduce todo el relato. En paralelo y mezclándose puntualmente con la historia de nuestro capitán se desarrolla otra trama sobre un grupo de fanáticos religiosos y su líder espiritual. Al mismo tiempo la actitud de la sociedad de Iquitos, lugar donde se centra la acción, y la de sus miembros ante los hechos que allí acaecen, así como la de cada uno de los miembros del ejército que de una forma u otra se ven involucrados en la misión del bueno de Panta.
Y todo ello en el desenlace final explota entre la hipocresía de la mayoría de ellos y en medio de todo la dignidad de nuestro protagonista, eso es lo que admiro de Panta su dignidad incluso en los momentos más surrealistas.
Un saludo.

5 comentarios:

SONIA dijo...

Grandísima novela. Qué puedo decir, ha sido un gran acierto que la leyeras. Vargas Llosa tiene grandes perlas!

Un abrazo!

Jan dijo...

Un libro buenísimo. Vargas Llosa es un autor de esos que me cae fatal, pero que bien escribe el tío...

Ana dijo...

Me alegra muchísimo que te haya gustado. Se le coge cariño al pobre Pantaleón, sí.

Saturnino dijo...

No la he leído, pero viniendo de tí la recomendación la añado a la lista de lecturas de este 2010.
¿Te miran en el metro?, me preocupas, jeje.
Un abrazo.

Abe dijo...

Sonia, espero ir descubriendo alguna perla más de Vargas Llosa, se admiten sugerencias ;D

Jan, a veces "el personaje" en que se convierte un escritor no tiene nada que ver con lo que escribe, este es un caso claro ;D

Ana, solo puedo darte las gracias por la sugerencia y sí, le coges cariño a Panta ;D

Saturnino, es una buena lectura sin duda. Sí, me miran en el metro... Yo me sorprendo pero que quieres hay gente para todo ;D

Un saludo a tod@s¡¡¡

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...