martes, 31 de diciembre de 2013

Has durado 365 días, adiós 2013



Se va el 2013. Al fin. Vino un 1 de enero y se marcha un 31 de diciembre, que coincidencia, como todos los años. Demos la bienvenida al 2014, que durará exactamente 365 días, en cuatro estaciones y 52 semanas. Mis niñas estarán conmigo el 95% del año, así que ¿qué más da que hoy, día de nochevieja, no pueda compartir el día con ellas? Tengo el resto del año para quererlas, achucharlas, abrazarlas, hacerlas la comida, vestirlas monísimas, peinarlas, ayudarlas a leer, con las mates, el inglés, llevarlas a baile moderno, al teatro, obligarlas a ponerse las gafas, dulcificar sus tropiezos, poner tiritas en sus heridas, quedar con sus amigos, ajustarlas los patines, ayudar a montar la casita de playmobil, terminar el puzzle de 500 piezas, discutir si otra vez bocadillo en la merienda, meter en la mochila el libro que se han olvidado, coser el bolsillo del baby para que no pierdan el zumo, abrarzarlas de nuevo, gritarlas " las nueve menos cinco y en casaaaaaa", otra vez que llegamos justitas al cole, y la fila entrando, y por el camino la tabla del 8 que se nos ha atascado, 8 por 8, 56?? 64?? así vamos, y al otro lado una melodía rerererepetida "sal solito caliéntame un poquito", vamos hijas movamos los pies un poco más deprisa, y la recogida del cole que todos los días es como si llevásemos semanas sin vernos, vuelta a los besos, los gestos tiernos, las carreras al parque con los amigos, ay, ay, ay, que olvidé dejar la cena preparada, otra vez tocan salchichas, que le vamos a hacer, mami no llega a todo, y día tras día pido mi beso de buenos días, que sin él me falta algo, tres, tres besos necesito para funcionar, mis niñas y mi compañero, tres soles, tres abrazos, la ropa sucia al cesto, chicas, y ahí vamos la tropa con el patinete que es sábado a echar unas canastas,... y llega la noche y todos caemos agotados, más besos, más abrazos, te quiero mami, te quiero mucho,... ay hijas si superáis de verdad lo que yo os quiero... por eso hoy no os voy a echar de menos, tengo todo el año para disfrutaros, para escuchar vuestras risas y vuestros llantos, toda la vida para estar a vuestro lado, y sentir que mi casa, mi hogar está con vosotras y con él, Abe, mi compañero, mi amante y mi amigo, porque el amor es sencillo, y dulce ¡Os quiero!

3 comentarios:

Abelardo Cuerda Leira dijo...

Sencillo y dulce sí mi vida, más besos!!!!!!

Saturnino dijo...

Bonitos sentimientos.
Besos y abrazos para esa gran familia.

Manuel Gonzalez Concejero dijo...

Feliz Año nuevo, un abrazo y te deseo un 2014 repleto de buenos momentos.

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...