lunes, 11 de julio de 2011

Me presento: "Soy Tábita"


Soy nueva en esto, lo reconozco, llevo media vida escribiendo sin eco y ahora, de repente, en este blog compartido se me brinda la oportunidad de escribir para un público. Un público reducido, sí, y crítico, espero que más, y desde luego no iba a desaprovechar la oportunidad.

En esta primera ocasión tan sólo quiero saludar y presentarme a quien no me conoce que sois la mayoría. Tábita es mi nombre, y no es un apodo ni nada parecido, y quien eligió mi nombre, mi padre, no me acompaña desde hace muchos años. Eligió para mí un nombre distinto, para que tuviera una personalidad propia, y esté en la sociedad sin creerme un pollito amarillo más ni menos. Nací en julio, en pleno verano y supongo que es por eso por lo que necesito tanto el sol y su calor. Dicen que fui una niña obediente y seria, y una adolescente persistente, ahora de adulta prefiero no saber lo que dicen de mí, ya me enteraré cuando sea mayor, que no vieja.

Mi padre ha sido la persona más importante de mi vida, sin desmerecer al resto de mi familia, hasta que llegaron mis dos princesas: Noira y Elba, para las que, igual que hizo mi padre conmigo, intenté buscar nombres con distintivos y personales, aún no tengo claro si lo he conseguido. Él me enseño básicamente todo lo que hoy me guía y me mostró el mejor, que no el único, pensamiento para digerir los tropezones que nos encontramos en la vida: "mirar siempre con ojos de niño y subir las escaleras con paso de viejo". Es decir, pensar que el día de hoy es el mejor de nuestra vida, único e insuperable y disfrutarlo como si fuera el primero y el último; pero, no tener prisa por ese motivo, tomarse las cosas tal como vienen, sin hacer aspavientos, ni dramas, poner un sonrisa en tu rostro y no dejarse derrotar jamás, siempre mirando hacia delante. Aparte de esa gran frase, siempre le acompañaba otra, que a mí personalmente que hace mucha gracia y que encierra otro concepto genial: “siempre hay gilipollas que creen que cagan cuadrado…”, haciendo referencia con esto a la gente que se cree en posesión de la verdad absoluta, a aquellos que por motivos económicos, sociales o intelectuales muestran y demuestran una superioridad que no poseen, a otros que piensan que pueden mirar al resto por encima del hombro, y a los más que fingen ser aquello que nunca serán y que tanto codician.

Siguiendo los razonamientos anteriores, he intentado encaminar mi vida, sin prisa y sin pausa, alegre, constante, fuerte, vital, con pasiones que nacen del corazón y no de las entrañas (ya que éstas suelen ser dañinas y destructivas) y con grandes dosis de entusiamo para que el ánimo no decaiga.En resumen, soy parte de lo él era, intento que mis palabras y mis actos sean consecuentes y fieles a mis valores, soy feliz cada día porque valoro las pequeñas cosas, aprovecho cada instante, sueño despierta, he convertido a la sonrisa en una fiel compañera, y me fío de mi primer instinto. Y en realidad, no soy ni más ni menos que yo misma, alguien de quién mi padre hoy estaría muy orgulloso; he llegado al final y no me presentado, pero al menos sabéis con qué clase de persona podéis encontraros.

Feliz día y feliz vida!!!!!!!!!!!!!

9 comentarios:

Franfri dijo...

Tábita, aquí Franfri. Encantado de conocerte. Yo soy nuevo en este blog, aunque llevo tiempo blogueando por mis lares.

Te deseo lo mejor, espero que tuvieras un feliz día de cumpleaños y ojálá que compartamos muchas entradas parecidas a esta, que te ha quedado muy bien.

Como se dice por aquí: zigue azín

Beatriz dijo...

¡Qué bien le sientan estos aires nuevos al blog!
Un beso, guapa.

Alioth dijo...

Hola Tábita,
Bonita presentación y encantada de “conocerte”, aunque espero que Abe se porte bien y nos presente en vivo y en directo ;-)
De niña era una gran seguidora de la serie Embrujada, así que tu nombre me ha hecho recordarlo porque así se llamaba la hija de la protagonista. Aunque mi otra mitad me ha explicado el origen de tu nombre, él es así. :0)
Me ha encantado la frase: “mirar siempre con ojos de niño y subir las escaleras con paso de viejo”. ¡Qué gran verdad! Debió de ser un gran hombre, no me cabe duda.

Bueno Tábita me alegra mucho de que estés por aquí y espero que nos presenten como es debido.
Un fuerte abrazo.
Esther.

Abe dijo...

Como bien dice Alioth falta alguna presentación más terrenal... Ya las iremos concretando, yo de momento recuerdo que alguien me retaba a no sé qué de un billar... ;-)
Yo no puedo por más que darte la bienvenida, espero que tu presencia en el blog nos motive al resto para devolverle la vida que debe tener...
Mil besos!!!!!!!!!!!!!

Sélica dijo...

Que bien escribes Tábita, cada dia mejor. Aun me acuerdo cuando ganaste un concurso de narración en el instituto y me regalaste un reloj con el premio, todo un detallazo y todo amor para tu hermana pequeña.
Mis felicitaciones sobre tu primera entrada. Y no hace falta añadir que el tema central me ha tocado muy directo, y muy hondo. Era un gran hombre.

SONIA dijo...

Y sin embargo no podrías haber tenido otra presentación mejor. A mí me parece una interesante carta de presentación, así que gracias por expresarlo de esta manera.

Un besazo!

Saturnino dijo...

Hola Tábita, genial tu presentación. Tengo la gran suerte de conocerte en persona y desde el primer momento supe que eras buena gente, y no me he equivocado.
Un beso.

superop dijo...

Bueno, estoy comprobando que no sé en qué estará pensando Abe que deja que se nos cuele gente de colaboradora en el blog que sabe escribir...
Abe, esta chica no encaja en esto, parece sensata y cabal, no sé...

Bueno, en serio, preciosa tu presentación... Para que enlaces conceptos, si no te los han explicado ya, soy la otra mitad de Alioth... Y sí, tenemos que conocernos con un billar, toma nota, y da la plasta, Abe...

Besicos y abracicos...

Alberto dijo...

Gran presentacion Tabita, me ha encantado y estoy deseando conocerte aunque me consta que eres una gran persona y muy especial. Mil besos pareja,

The Boss
Alberto

Publicar un comentario

Los Blogs no son poca cosa sin tus comentarios...